jueves, 28 de febrero de 2008

Lo bueno del HD

La alta definición ha llegado a nuestros hogares al módico precio de unos 400 euros. Ese es el coste aproximado del famoso iPlus del que ya disponen en torno a medio millón(qué exagerados eran) 40.000 abonados de Digital Plus.

Canal+ HD es el primer canal de la plataforma que emite en alta definición, aunque por ahora lo hace en pruebas hasta bien entrado el verano y con más de una desventaja respecto a los canales normales.

La primera desventaja es que Canal+ pese a que en su promo dicen "estamos preparados" apenas lo están para hacer emisiones regulares en estudio. Y aunque la gala de los Oscar se emitió por primera vez al alcance de ese medio millar esos miles de abonados en ALTA DEFINCION, el programa, que en Canal+ normal venía acompañado por los comentarios de Angels Barcelò y Jaume Figueras, no fue así en la versión de Canal+HD.
En algunos casos fue bueno pues se pudieron ver más las caras de los Bardem cuando el presentador del programa previo a la gala pasó a saludarlos junto a Jack Nicholson y Tommy Lee Jones, momento en el que Canal+ normal pasó a imágenes del estudio y conexiones con colaboradores.

La segunda desventaja que supongo motivo de la emisión "en pruebas" es que lo idiomas no van muy finos. Y a veces no se pueden cambiar en la grabación del iPlus. Los subtítulos de programas en HD son inexistentes; Especialmente en películas en las que hablan extranjeros que son subtitulados en la versión doblada; La versión de Canal+HD elimina totalmente esos subtítulos.

Otra pega, que no se si será porque emiten en MPEG2 o es un MPEG4 con una tasa altísima de calidad, es que cinco horas de grabación se comen medio disco duro de iPlus. Que teóricamente daba para 80 horas de grabación. Y además el avance, pausa y retroceso no va nada bien comparado con las grabaciones de programas PAL convencional.

Por los foros muchos se quejan de microcortes achacables a incompatibilidades con el HDMI y algunos TVs SONY Bravia y algunos Samsung FullHD (aunque con el Samsung FULLHD que yo he probado no he detectado ese problema).

Por lo demás todos son ventajas. La calidad de imagen en una TV full HD con buena tasa de contraste es extasiante y pasar a otro canal es como volver al blanco y negro. Requiere una dosis de resignación y acostumbrarse hasta que lleguen más canales.

Supuestamente AXN, algún taquilla, National Geographic y otros sacarán su versión HD si hay interés.

Una calidad de imagen tan alta tiene sus pegas y es que cuando la responsable de decoración/diseño artístico de Sweeny Todd recogía su Oscar el sudor y los pelos del sobaquillo podían haber pasado desapercibidos en una resolución más baja, pero en HD... Uff. No se olvida fácilmente.

Un buen comienzo



Hace unos días me encontré en mi estudio un agujero al ir a vigilar los golpes que daban en mi pared obreros que rodean mi casa sitiada con al menos cuatro edificios en obras o en construcción en los alrededores.

Sin perder los estribos invité a los obreros a parar y observar el desperfecto que fue reparado en 24 horas. Salvo la pintura.

Pero no ha pasado ni media semana cuando de nuevo y también sin previo aviso me han hecho un nuevo agujero en la misma pared. Como puede verse en las fotos. Que también han prometido arreglar.

Pensándolo mejor casi debería haberles pedido que "acabaran el trabajo" y me hicieran una nueva ventana para tener más luz en la habitación.

Si pensasemos siempre de forma constructiva en vez de anquilosarnos en la rutina y el cómo se supone deben hacerse las cosas nos ahorraríamos problemas y ganaríamos bienestar.

El clan de los albañiles y sus socios los bancos, seguros, abogados, ayuntamientos, promotoras, es una especie muy escurridiza en estos temas. Lo tengo comprobado porque a un pariente mío le hicieron algo peor.

Lo que le hicieron no fue un mazazo en la pared o una vieja viga arrancada; los arquitectos Blasco y Arellano S.A.L., que culparon al Ayuntamiento de Tudela, que a su vez culpó a la institución pública de administración de viviendas de Navarra VINSA, de que los planos de los alrededores de la casa estaban mal; provocaron que una excavadora de demolición subcontratada por la extinta promotora Tudeco se cargase media pared de un dormitorio de su casa. Los obreros pararon cuando vieron objetos brillantes entre los escombros y temieron que hubiera alguien bajo ellos. Desafortunadamente para los habitantes de la casa no fue así; porque lo que vino después fue peor que una pesadilla.

Desfile de obreros, arquitectos, peritos y abogados para terminar con una indemnización extrajudicial irrisoria y sonría por favor.
Nada más sucedido el incidente un abogado amigo de mi pariente tomó cartas en el asunto y empezó a hablar con éstos y aquellos y promoviendo denuncias y demandas aquí y allá.

Los arquitectos implicados y ayudantes pasaron y advirtieron que no se habitase la casa en los días siguientes mientras se asentaban los cimientos de la nueva casa anexa por el peligro de nuevos desprendimientos.

Y así lo atestigüé yo mismo al ir a documentar con fotos y vídeos los alrededores poco después cuando escuché como taladraban en los alrededores de la casa, como si no hubiera tenido bastante, que provocaron el hundimiento del techo del sótano.

Y fué esta maldad ajena a la voluntad de la víctima la que acabó de apuñalarla traperamente. Aproximadamente seis meses después de hundirse el techo un perito de la otra parte fue a visitar el siniestro y vió que un habitante de la casa había retirado los escombros del techo del sótano y por tanto se probaba que los "daños continuados" podían haber sido hechos por el interesado. -Seis meses después! -Qué morro tienen algunos!

Desde el primer momento la oficina local del seguro del hogar de Santa Lucía daba muestras de buena voluntad, mientras que por carta y conductos oficiales se desentendían totalmente del asunto mintiendo vil y salvajemente, con tretas legales que detectó el amigo abogado. Ya que hablaban de artículos inventados o que no tenian nada que ver con lo que mencionaban. Y es que parece ser que Santa Lucía y Vitalicio, la aseguradora de la otra parte, hacen buenas migas juntos para ahorrarse una pasta.

El acuerdo extrajudicial quedó en cien mil miserables pesetas para la víctima y adios muy buenas. Entre tanto el siniestro que afectó a la pared de dos habitaciones de la casa sigue siendo evidente varios años después. Y seguramente costaría más de 3000 euros dejarlo de forma parecida a como estaba antes. Y eso sin contar limpieza de toda la casa, ropas y artículos destruidos. Y sobre todo el daño moral.

Cosas como estás que pasan constantemente hacen que la especie "albañil" y acólitos sean bastante insensibles y profieran expresiones como "Bah! Eso no es naaaada!", o "Uff! qué marrón!" o "La culpa es de mengano", o "Pero si yo lo hice con muchísimo cuidado!".

Conclusión. Si alguna vez te meten en obras involuntariamente ándate con mucho tiento. Procura no enfadar a nadie. Documéntalo todo. Piensa en positivo. Y aléjate de las sanguijuelas de los intermediarios.