martes, 1 de julio de 2008

10 AÑOS

Cuando tan solo tenía 14/15 años fui a Barcelona a estudiar lo que me gustaba. Fotografía, guión, dirección de cine, etc.

Tarde diez años en establecerme por mi cuenta con ayuda de la Cámara de Comercio de Navarra y su servicio de Ventanilla Única, que precisamente ahora también cumple diez años.

Ahora celebro el décimo aniversario de ALMA producciones, una empresa individual dedicada al mundo multimedia y audiovisual escogiendo proyectos y clientes.

En estos años sobre todo he ganado experiencia en el sector y he visto distintos tipos de cliente. El peor suele ser el particular. Pero también hay verdaderos granos en el trasero entre el cliente corporativo o institucional.

Los particulares suelen ser insufribles porque una sola persona no puede trabajar 40 horas y cobrar 40 euros. Algunos solo quieren que les regalen el trabajo. Que el trabajador corra con los riesgos y reparta los gastos entre varios particulares como si crecieran como setas en el bosque tras la lluvia.

Los segundos suelen ser exigentes y en ocasiones tampoco quieren pagar lo trabajado. Se piensan que todo lo que hacen sus empresas lo puede hacer una sola persona cobrando menos.

Y algunas instituciones exigen una serie de trámites burocráticos según normativas que dificultan la oferta de trabajos y encima algunos ni se dignan en contestar cuando les has presupuestado lo que ellos mismos han solicitado.

Los proveedores son gente maja según los trates. Si les haces muchos encargos te agasajan y si no depende de la fuerza del proveedor. Si es grande les da igual. Si es pequeño puede llamarte para soltarte a los perros por no hacerles caso.

Lo que peor he llevado de ser autónomo y empresa en estos diez años es a los Spamers criminales que intentan enviar faxes a las 3 de la mañana y el INE.

El Instituto Nacional de Estadística, durante varios años hasta diciembre de 2007, ha estado acosándome con encuestas mensuales de cumplimentación obligatoria con formas Gestapo de actuar. Con un texto que amenaza con multas monetarias si no lo rellenas. Y hasta hace bastante poco, en que los prepararon para enviar vía Web, muy engorrosos de cumplimentar. Y encima los que cobran dinero por encuesta rellenada son la empresa intermediaria que recopila los datos, no yo que pierdo mi tiempo.

Afortunadamente, el pasado enero parece que decidieron pasar de mí y ya no me mandan más encuestas por ahora; pues mis datos no pueden ser en absoluto relevantes del panorama laboral español.

Como soy autónomo tengo la opción de escoger a mis clientes y desde hace unos años ya no acepto casi ningún encargo porque estoy sumido en mi carrera particular para la producción propia de mi primer film cinematográfico.

Solo queda poner un poco de orden y clamar -Larga vida a ALMA producciones

Larga vida... al menos 31 años más.
O más si la ciencia avanza para hacernos más longevos y jorobarnos la jubilación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.