jueves, 14 de agosto de 2008

15 (o 18)

Seguimos con La odisea de los dientes.

La siguiente historia esta basada en hechos reales. Algunos detalles han sido dramatizados para realzar el efecto y otros modificados por falta de memoria o sobra de imaginación.


RECEPCIÓN DENTISTA - INTERIOR / DÍA

Recepción con sillas y una mesa con revistas.

FREDDY entra con su gorra en la mano y se acerca tímidamente al mostrador de recepción.
(Lo ha hecho 14 veces antes pero sigue sin mostrarse confiado al llegar)
FREDDY: Tengo cita a las 10:30, ¿de acuerdo?
RECEPCIONISTA: Sí. Puedes sentarte.

Freddy se sienta en una de las sillas del extremo.

FUNDIDO A NEGRO


RECEPCIÓN DENTISTA - INTERIOR / DÍA (Continuación)

TEXTO SOBREIMPRESO: 38 minutos después

Freddy está sentado en otra silla cercana a la mesa con revistas con su PDA en la mano y la guarda en su funda de la cintura.

Freddy se levanta y entra en el baño.

FUNDIDO A NEGRO


PASILLO CONSULTA DENTISTA - INTERIOR / DÍA

Freddy sale del baño y se encuentra a su dentista.

Dentista hace un gesto dirigiendo a Freddy hacia su gabinete.
FREDDY: ¿Vamos pa'llá ya?


CONSULTA DENTISTA - INTERIOR / DÍA

Un lugar oscuro, iluminado solo con luces artificiales. Con una silla especial con su desagüe para enjuagues, sus utensilios eléctricos, monitor LCD de 14", aparato de rayos y bandeja con diverso material de dentista.

En un rincón está un pequeño armarito/aparador que sirve de mesa. Y otro más pequeño con un taburete tras el desagüe de la silla para ayudante. En frente de la puerta hay un gancho triple que hace de percha clavado en la pared. En un par de posters se exhiben varios consejos de dentista en la pared frente a la silla.

Freddy deja su gorra en la percha cruzándose con AYUDANTE-Dentista y se sienta en la silla.
FREDDY: Hola. Buenos días.
DENTISTA: Vamos a ver. Hoy toca la (gran) prueba de metales.

Freddy frunce un poco el ceño y habla después de meditar un poco.
FREDDY: Creía que ya me habían hecho esa prueba. Como me han hecho tantas cosas.
DENTISTA: La prueba de metales consiste en colocar estos moldes metálicos que ves, que son una versión vetusta de lo que serán los puentes definitivos. Así comprobamos que encajan correctamente para hacer la versión porcelánica final que será mucho más bonita.

Dentista comprueba la firmeza del puente frontal de Freddy.
DENTISTA: A ver. Cierra. Voy a por instrumental que con el nuevo pegamento va a ser más difícil quitarte esos puentes (provisionales).

Dentista abandona el gabinete detrás de Ayudante.

Freddy se queda mirando al techo. (Pensando que el de ayer será fácil retirar porque cree se ha podido mover durante el desayuno de esta mañana, otra vez.)
DENTISTA (off): Lucía búscame un extractor T80.000 de puentes.

Dentista regresa con un artilugio. Detiene su mirada en la boca de Freddy y tras cavilar un poco comienza a extraer los puentes.

Freddy se enjuaga durante unos segundos.

Recepcionista asoma por la puerta.
RECEPCIONISTA: Tiene una consulta nueva después de la urgencia que espera en la sala. ¿Para cuánto tiempo tendrás?
DENTISTA: Con Alfredo tengo como para 20 minutos... Y después la urgencia que ya lleva media hora esperando. Calculo que algo más de media hora.
RECEPCIONISTA: De acuerdo.

Recepcionista se va.

Dentista coloca el puente frontal metálico en la boca "desdentada" (sin el puente frontal) de Freddy. Y continúa colocando las otras dos piezas metálicas de los lados inferior izquierdo e inferior derecho de la mandíbula.
DENTISTA: OH! Qué bien! Encajan muy bien. Puede parecer que no tendría porque haber problemas pero no siempre encajan bien. Eso nos va a facilitar mucho las cosas. ¿Cómo lo sientes?
FREDDY: Bueno. Ahora me prieta un poco el frontal. Pero nada a lo que no pueda acostumbrarme.
DENTISTA: ¿Notas que se alinean bien?
FREDDY: Bueno... no se si cierro bien la boca. Aun no me he acostumbrado al nuevo modo de masticar.

Dentista dirige su mirada a Ayudante y le va explicando.
DENTISTA: Es cierto. No se si conservo todo el historial de Alfredo para hacer un seguimiento más minucioso. Es que antes solo mordía con apenas dos cúspides de una muela de cada lado. Ahora hemos igualado un poco los molares y con las coronas quedará más alineado. No quedará perfecto pero tampoco vamos a requerir hacer cirugía y la diferencia de morder con apenas dos puntitas de la muela a tener dos muelas completas (de cada lado) para masticar será importante. Además aunque no podemos hacer mucho con la mordida frontal porque tiene bien los dientes inferiores hemos mejorado el frontal superior al que le faltaba un diente, de modo que con el puente superior en vez de tres dientes frontales ahora tiene cuatro lo que ayudará algo.

Dentista dirige su mirada a Freddy.
DENTISTA: No se si te apetece escuchar tantas explicaciones. ¿Quieres saber más del tratamiento?

Freddy esta algo asombrado. (Desde la primera consulta, nunca antes le habían dado tantas explicaciones seguidas)
DENTISTA: Hay a quien no les interesan los detalles. ¿Sigo hablando?

Freddy al fin reúne fuerzas para una lacónica respuesta.
FREDDY: Sí.
DENTISTA: Muy bien.

Dentista comprueba la boca con un espejito.
DENTISTA: Muerde, sin abrir la boca. Más tarde limaremos bien esas muelas de arriba para que casen mejor. A ver. Abre la boca.

Dentista cambia de instrumento.
DENTISTA: Ahí veo la pequeña caries que quitaré cuando termine todo. Se acabó la charla.

Dentista deja el instrumental.
DENTISTA: Enjuágate si quieres... que te he metido varios instrumentos que producen algo de saliva.

Freddy se incorpora un poco y se enjuaga unos segundos.

Dentista coge unas láminas para obtener marcas de mordiscos.
DENTISTA: A ver, muerde... Abre.

Dentista mueve la lámina hacia la muela adyacente.
DENTISTA: Muerde otra vez.

Dentista guarda la lámina y prepara un pequeño molde hecho de una pasta rojiza.
DENTISTA: Muerde esto.

Freddy muerde el nuevo molde.

Dentista amolda la pasta alrededor de todos los dientes de Freddy.

Freddy descubre que la pasta está caliente lo que le produce una sensación algo desagradable.
DENTISTA: Abre, mucho.

Dentista retira con cuidado el nuevo molde.
DENTISTA: Muy bien.

Dentista guarda el molde y vuelve a la boca de Freddy a retirar las fundas de metal.

Freddy se enjuaga tras quitarle la última funda.

Dentista agarra un torno y otro instrumento y hace un gesto a Ayudante.
DENTISTA: Sujétale la lengua no le vaya a clavar ésto sin querer.

Ayudante mantiene el aspirador en un posición fija.

Dentista (sin anestesia alguna) taladra algo por la parte inferior derecha de la mandíbula de Freddy.

El frío de los líquidos a presión que produce el torno molestan un poco a Freddy que frunce el ceño aguantando.
DENTISTA: Bien. Pues esto ya casi está. ¿Cuándo tenemos la próxima cita?

Dentista recoge el instrumental.

Ayudante se sienta en su taburete junto a la silla.
FREDDY: La semana que viene es la última que tengo reservada.
DENTISTA: ¿Sabes a que hora exactamente?
FREDDY: Sí. A las diez y media.
DENTISTA: Vale. Perfecto.

Ayudante se dispone a hacer mezclas del pegamento para los puentes provisionales.
AYUDANTE: ¿Para cuantas piezas preparo?
DENTISTA: Uff! Espera a ver...

Dentista revisa los materiales de la bandeja.
DENTISTA: Doce! Hazlos de tres en tres para que me de tiempo...

Dentista se queda pensando un momento.
DENTISTA: Bueno no. Hazlos todos. Que este nuevo pegamento es más flexible.

Dentista empieza a limar el interior de los puentes de plástico y le habla a Ayudante.
DENTISTA: Mira a ver si tienes una cabeza de ultrasonidos que si no voy a tardar tres horas.

Dentista se dirige al desagüe de la silla con el instrumental y los puentes.

FUNDIDO A NEGRO

GABINETE DENTISTA - INTERIOR / DÍA (Continuación)

TEXTO SOBREIMPRESO: 7 minutos después.

Freddy tiene ambos caños el pantalón cubiertos de salpicaduras de agua.

Dentista coloca el puente frontal, los dos puentes laterales y la funda del lateral inferior izquierdo de su mandíbula un rato después que las demás.

Dentista aplica presión (entre uno y dos minutos) en cada sitio y raspando algunos restos alrededor de las fundas.
DENTISTA: Bien. Se acabó. Enjuágate.

Freddy se enjuaga. Y se siente bien con los puentes de nuevo en su sitio.
FREDDY: Gracias. Nos vemos la semana que viene.
AYUDANTE: Hasta pronto.
DENTISTA: ¿Cómo?
FREDDY: Que hasta la semana que viene. Gracias.
DENTISTA: Hasta entonces.

Freddy coge su gorra y abandona la consulta.

FUNDIDO A NEGRO


Continuará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.