lunes, 1 de diciembre de 2008

Jo Jo Jo

Llegó el 1 de diciembre y con ello el último mes del año.

Algunas marujas se vuelven locas comprando cosas para recibir a nietos, sobrinos, yernos y primos de otro continente con algo que les sorprenda.

Pero ¿cómo pueden sorprendernos realmente nuestros parientes al reencontrarnos a final de año?

Estas son algunas ideas:

-Esta Nochebuena para cenar tenemos pizza del Telepizzaworld o hamburguesas con patatas del McKing.-

-Es Nochevieja pero tomaremos las uvas a las nueve y media para acostarnos pronto.-

-Nos ha tocado la lotería así que nos hemos ido de viaje. La nevera está vacía pero podéis compraros algo y hacer lo que queráis. No sabemos cuando volveremos. Ya sabemos que en Soria hace frío pero sacar el perro a pasear de vez en cuando. Gracias.-

-Vamos a celebrar la comida de navidad en el establo. Esperamos que no os importe el olor de los animales que hacen ahí sus cosas.-


No todas las sorpresas inesperadas tienen que ser desagradables:
-Hemos comprado billetes de avión y hotel de lujo para celebrar la navidad en Rio de Janeiro, donde ahora es verano. Con habitaciones separadas para toda la familia.-

-Hemos encerrado al primo que no aguantas en el sótano hasta que terminemos de cenar y jugar un rato con la X-Wiips4.-


También puede haber sorpresas inesperadas que simplemente sorprenden:

-Vamos a comer todos sin ropa para recibir el año nuevo en plan nudista.-
Dependiendo de la edad, género, y el grado de consanguinidad de los demás invitados puede ser muy desagradable o embarazoso.

-Nos faltan sillas en la mesa, así que los 18 comeremos en turnos de a dos; Cada veinte minutos. Los últimos en comer como no hemos desayunado esperamos que con la pizza de anoche puedan aguantar seis horas más.-


La realidad supera con creces la ficción. Así que seguro que estas navidades algún allegado nos sorprende bastante más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.