miércoles, 19 de noviembre de 2008

La hipocresía mola

Cuando eres pequeño, y de mente amoldable, te enseñan que tirar una piedra y esconder la mano está mal. Que decir que haces "arre" cuando realmente es "so" no es un buen comportamiento. Sin embargo la mayoría de estas enseñanzas solo benefician a los hipócritas.

La jungla era encantadoraSer un hipócrita es bueno siempre y cuando no te pillen. O, aunque te pillen, el que quedes bien seas tú y no el que te ha descubierto el doble juego.

Cuando creces educado por hipócritas piensas que todo el mundo se va a portar bien contigo especialmente los más allegados; Amigos, colegas de trabajo o parientes.

Sin embargo los hipócritas aprovechan esta leyenda urbana para anteponer sus necesidades a las de los demás.

Se puede ser egoísta sin ser hipócrita pero con la hipocresía se obtiene mayor satisfacción porque no solo engañas a los demás sino que debes esforzarte más recordando tus propias mentiras. Aunque al final puedes lograr que te traten de raro, loco o excéntrico.

Este mundo esta lleno de gente que ha aprendido de las bondades de decir una cosa cuando piensa otra.

Cualquier tema donde la controversia asome algo el hocico es un caldo de cultivo ideal para que los hipócritas se reproduzcan como esporas. Política, sexo, religión, arte, etc.

Poner ejemplos es tan sencillo y vulgar que iré directamente a las conclusiones.

No todos mis profesores eran de la escuela "hipócrita" y alguno me enseñó que en más de una ocasión las personas que más aprecias esconden segundas intenciones.

Ya está bien de tratarnos como ingenuos! -O follamos todos o la puta al río!-

Convertirse en hipócrita es muy tentador pero es más fácil ser sinceros.
Desafortunadamente cada vez nos volvemos más complicados y al mismo tiempo más individualistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.