viernes, 20 de marzo de 2009

Cadencia

En música, se llama cadencia a la serie de notas o acordes que se interpretan al final de cada parte de la que consta una composición.

Sin la cadencia la pieza pierde cohesión y una parte importante de toda obra que es el ritmo.

Lo mismo se aplica a una obra audiovisual y a la vida misma.

Podriamos llamar cadencia a los momentos en los que salía la ardilla detrás de su adorada bellota en la primera película de Ice Age.

En música están clasificadas muchos tipos de cadencia. Según la clave en que se toca, el tipo de acorde, ritmo. No se exactamente. No soy músico. Pueden ser convencionales o irregulares. Y como toda disciplina artística romper la norma es parte del arte.

Si no dotamos nuestra vida diaria de partes reconocibles perdemos las referencias que nos ayudan a seguir nuestro camino.

Por ejemplo, desayunar y leer las noticias puede ser una rutina a la que habituarse, entre los quehaceres diarios y asearse para ir a dormir.

Si rompes tus hábitos es probable que notes que algo falla. Las rútinas pueden ser monótonas pero también son un estímulo que condiciona el comportamiento el resto del día y nos ayudan a abordar mejor un mundo tan lleno de posibilidades como podamos abarcar.

Podríamos decir que nuestra vida es una carrera de obstáculos constante, pero que en lugar de obstáculos tenemos puntos de apoyo, avituallamiento, lugares comunes de descanso; sin los cuales la pista más lisa se convertiría, bajo nuestro punto de vista, en un cenagal en rampa lleno de incertidumbre y desequilibrio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.