miércoles, 30 de noviembre de 2011

Diciembre Bloguero

Si no es por mi viaje a Japón este blog podría considerarse medio muerto tras cuatro años de andadura. Pero, recordando el espíritu con el que lo inicié, voy a procurar, a partir de mañana, darle un poco más de vida. Al menos durante todo el mes de diciembre.

Mi idea es publicar un artículo cada día. Cada publicación seguirá la misma línea que el resto del blog pero con frecuencia diaria.

Los temas pueden ser muy variados, quizás predecibles con la nube de etiquetas, donde ya se ve que lo que más trato suelen ser asuntos de sociedad, cultura, tecnología y en algún momento puede que escriba algo de ficción sin previo aviso, que dudo se interpreten como hechos reales, al estilo de La guerra de los mundos de Orson Wells, porque serán publicaciones de estilo diferente al normal, como ya hice en otras ocasiones con Cotidiano, y otros relatos.

Otra cosa que gana en el ranking del blog en la "nube de etiquetas" es lo que llamo "guru meditation", que es como se conocía a un "cuelgue" de los primeros ordenadores Amiga, que luego se reemplazó por el término más aburrido "Software Failure". Y lo empleo para etiquetar aquellas entradas de mi blog que no tienen un tema muy definido, son simples elucubraciones poco meditadas, o hablo de forma muy abstracta y personal. Procuraré este mes que no haya muchos artículos así.

Cuando no se me ocurra algún tema que contar compartiré algún vídeo o más fotos de mi viaje por Japón; que aún tengo pendiente ordenar, estructurar y resumir de forma que no canse y que guste. Pero como llevará algo de tiempo hacerlo, mostraré lo que no pueda esperar más para publicarlo.

No pretendo atraer más lectores y comentarios, aunque siempre son bienvenidos, y será inevitable que aparezca en más resultados de búsqueda al haber más actividad por aquí.

Como siempre, la idea es practicar un poco mis oxidadas dotes de escritura. Y sentirme un poco mejor conmigo mismo. Al tiempo que evito usar el medio para quejarme de problemas propios, y trato de estimular otras habilidades de la mente como la imaginación, el aprendizaje, recordar y la capacidad de olvidar consciente o inconscientemente lo que no me interesa de la vida. Y de vez en cuando, aunque menos, también criticar lo que me rodea, sin olvidar la autocrítica.

Este blog, ya expliqué años atrás, se llama "Megapéutico" como un juego de palabras tecnológico mezclando términos como "Megabyte" y que considero que escribir es "Terapéutico". Os invito a hacer lo mismo. No seáis meros espectadores y escribir aunque sólo sea una frase de tres palabras. En comentarios, en Twitter, en otras redes sociales y en vuestros propios blogs. ¿Por qué no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.