lunes, 26 de diciembre de 2011

Acción y Consecuencia

Newton explicaba en su ley de física sobre "acción y reacción" que un objeto devuelve una fuerza idéntica u opuesta a la que recibe de otro.

Esto transpolado al mundo del guión cinematográfico suele estar omnipresente en forma de anticipación de una consecuencia que tiende a pasar desapercibida y cumplimiento que resulta más asombroso cuando más hincapié se hizo en la anticipación y se logra que el espectador ate por sí solo los cabos dejándole con la boca abierta mientras piensa -Tiene sentido!!

En el mundo real, en el que convivimos con otras personas o en las redes sociales de Internet, esta ley se cumple en ocasiones de un modo menos evidente y difícil de medir.

Yoda (sí, vale; no es un personaje real, pero se lo inventó alguien real ;)) decía eso de -el miedo conduce al lado oscuro-. Es otra forma de decir que la violencia conlleva violencia.

Oponerse a cualquier cosa que nos disguste con violencia (físicamente o psicológicamente -insultos, menosprecios, sarcasmos-) es contraproducente porque los que nos rodeen reaccionarán por lo general de igual manera o de forma opuesta, como la ley de física aplicada de Newton. Y da igual que sea a nuestro favor o en nuestra contra. Que varía según la simpatía transmitida o el estado de ánimo de los demás. Si es a favor, esa violencia aumentada generará respuestas desproporcionadas a favor de linchamientos o escarnios públicos. Y siempre habrá quien se ponga en contra acallando el llamamiento inicial en busca de "justicia".

Constantemente tomamos decisiones que conllevan consecuencias negativas para otros y nosotros mismos pensando muchas veces que son decisiones buenas y que nos harán más felices.

No hace falta explicar este ejemplo si hablamos de comprar un coche. Los gastos en gasolina, las horas de cansancio conduciendo, las averías, las facturas del taller puede que no compensen la libertad que da disponer de un coche por no hablar del menor poder adquisitivo que nos volverá esclavos del trabajo por mucho tiempo más a desgana por estar pagando algo de lo que disfrutas hace varios años, puede que incluso hasta bastante tiempo después de perder la adquisición debido a alguna avería gorda 
tras el periodo de garantía del fabricante, o accidente.

El mismo problema tiene comprar una consola de videojuegos que en principio puede resultar innovadora, interesante y divertida. Conlleva que se nos abra el apetito por otros juegos y software para sacar provecho al aparato y debamos pagar con más tiempo de nuestra vida y dinero para lograrlo.

Pero no todo tiene porque tener una consecuencia que nos disguste. Todo depende de cómo queramos verlo. Y no se puede vivir con miedo por el qué pasará.

Hay que tener cuidado con la gente que trata de animarnos a ver las cosas de color de rosa (especialista en hacer que nos desprendamos de nuestro dinero) pues pueden estar metiéndonos (por nuestro propio pie) en un agujero negro pero que muy negro.

Pero también hay que tener cuidado con los que nos quieren hacer ver todo de color negro. Por lo general esta gente lo que quiere es contagiar el miedo y ya sabemos que eso conduce al lado oscuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.