lunes, 16 de julio de 2012

Japón 2011 -día 1-

Tras tres años recabando información y planificando mi primer viaje a Japón llegó el día de partir.
Después de un cercanías a Zaragoza y un AVE a Madrid, hice escala en un hotel de la localidad de Barajas, cerca del aeropuerto, donde fui a dormir entre las cuatro y las cinco de la tarde. Llevaba casi un mes con el sueño cambiado para evitar en lo posible el jet-lag por la diferencia horaria con Japón.
Mi vuelo salía temprano el día 17 haciendo transbordo en Suiza.
En el avión dormi poco; casi nada. Cuando llegué a Narita eran casi las 8 de la mañana del martes 18 de octubre de 2011, hora de Japón.
Inspeccionaron mi pequeña maleta y no advirtieron que llevaba una caja de mantecadas para un compromiso. Creo que no está permitido introducir alimentos de ningún tipo aunque este caso estaba bien envuelto para regalo y tampoco es que fueran frutas, vegetales o embutidos que pueden causar problemas sanitarios si no son bien controlados.
En el aeropuerto cambié euros por yenes y recogí la tarjeta SIM que había alquilado previamente para usar mi smartphone en Japón.

Compré una revista. Y bajé al piso de la estación de trenes. Ahí vi una agencia de viajes que ofrecía mejor cambio de yenes por euros que el del Banco de Chiba en donde cambié. :-/

Formalicé la activación de mi Rail Pass y aproveché para reservar 10 trenes con sus días y horas previstas. Al salir consulte algo en mi smartphone y un amable policía me interrogó por el tiempo que iba a pasar en Japón y me pidió mi número de teléfono, algo que aún no me sabía y tuve que consultar algún email donde tenía escrito el número.

Compré la tarjeta Suica tras preguntar dónde se compraba en la salida de una estación y escogí un tren económico para dirigirme hacia Tokio.

El viaje fue muy emocionante y se lo fui narrando a un amigo que tenía turno de noche por Google Talk. :) El paisaje rural desde Narita a Tokio me resultaba muy extraño y poco a poco se fue convirtiendo en urbano hasta sumergirse en la "monstruociudad" de Tokio.

Al llegar a la estación de Ikebukuro dejé la maleta en una consigna (coin locker) y me acerqué a un combini Lawson, donde reservé una entrada para el Museo Ghibli para unos 9 días después. Fue algo frustrante porque encontraba la opción del museo pero no encontraba la fecha que yo quería. Las empleadas del combini me miraban con ojos curiosos por el rato que me quedé en el cajero electrónico. Tuve que pedir ayuda pero al final lo logramos. :)

De ahí partí hacia los pies del rascacielos Sunshine 60 (no quise subir pues para el día siguiente ya tenía previsto subir al edificio más alto de Japón). Comí en un parque un sandwich, bebida y alguna otra cosa que compré en el Family Mart cercano que creo que pagué con la Suica. Super cómodo.

En el parque vi una zona donde había como una docena de "homeless" que se mantenían apartados del resto de la ciudadanía. Y no mendigaban.

Después regresé a la estación de Ikebukuro a por mi equipaje y me dirigí al hotel que tenía reservado para esa noche. Eran cerca de las dos de la tarde pero ya me permitieron entrar en mi habitación y eché una siesta como de una hora, que me sentó estupendamente.

Después visité el centro recreativo junto al hotel para bailar unas partidas de DDR y fui a la galería comercial Sunshine City donde cené katsudon y vuelta al hotel para escribr un poco en el blog y a dormir.
Japón 2011 -día 1- (tres días)
Entrada original en Otaku Sin Calma. Lo anterior, y todo lo que venga después en http://elotakutranquilo.posterous.com (Posterous: "Descanse En Paz")

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.