lunes, 22 de julio de 2013

Desvirtualizando a @karawapo

Hace 2 años, concrétamente el 24 de octubre de 2011, pasé por Fukuoka a mitad de mi primer y, por ahora, único viaje por Japón.

Me recomendaron tener algún contacto en el país aunque viajase solo y el que más estuvo pendiente durante los días que anduve por Japón y más me ayudó en momentos de duda fue Alejandro. Nunca podré mostrarle suficiente gratitud. B} Alias @karawapo en Twitter. Y que acaba de superar los 50.000 tweets y 5.000 seguidores. No sé a qué esperáis para seguirle también si os interesa Japón, el retro, MTG, o los chiptunes.

Para el día que fui a Fukuoka, Ale me recomendó visitar algunos lugares de las proximidades ya que él tenía la mañana ocupada; y yo tenía que irme pronto a dormir para darme un buen madrugón al día siguiente. Pero aprovechamos las pocas horas que disponíamos por la tarde para... bueno... hacer el friki.

Nos encontramos en Tenjin, el centro de Fukuoka, comimos rāmen y gyoza. Recuerdo que Ale se puso extra de ajo para prevenir que tenía algún vecino acatarrado.

Probé por primera vez a cantar en un KARAOKE de Fukuoka, en Japón, y, por supuesto, en japonés.
Sin saber, por entonces, más que los silabarios y apenas frases sueltas en japonés para salir de algún apuro.

Aunque no está grabada en el vídeo que presento a continuación, terminamos la sesión de Karaoke con el clásico de "Mazinger Z" original en 日本語.
También cayeron canciones como "Last Moment" (del videojuego de MaiHiME) que tengo en mi colección de canciones del juego DDR #Stepmania.

Ale, más curtido en JPop y JRock que yo, se puso también canciones, que luego he escuchado parodiadas en Lucky Star, de animes clásicos como "El puño de la estrella del norte".

Había dos karaoke juntos y Ale estuvo averiguando los precios con alguien que repartía folletos de uno de los dos. Y al final entramos en el otro, muy a nuestro pesar. Elegimos el más económico y con "buffet libre" de bebida.

Se reserva una habitación por tiempo limitado y te avisan 5 ó 10 minutos antes por teléfono para que vayas terminando.

El sistema tiene unos mandos inalámbricos que se manejan con una pantalla táctil y estilete. Ahí aparece un inmenso catálogo de canciones, generalmente en japonés. Y, mientras uno canta, el siguiente escoge lo que quiere cantar después.

Además otros controles permiten cambiar el tono y la velocidad. Y al terminar te dicen la calorías que se estima has quemado cantando la canción.

Después del karaoke fuimos a un "Taito GAME Station" donde vi las máquinas de bailar DDR más baratas de Japón. Pues, si no recuerdo mal, con 100 yenes podíamos jugar dos personas; Y no recuerdo ya si más de una partida de varias rondas. Pensaba que sería 100 yen por persona y al echar más monedas no sé la de partidas que terminamos jugando.

Era al menos la mitad de barato que lo visto una semana antes en Ikebukuro (Tokio); Que a su vez se supone era más barato que los salones de Akihabara (Tokio).

No lo hicimos mal, aunque Ale tenía miedo al principio por si nos descalificaban y perdíamos los créditos para jugar. Las canciones me parecieron bastante más fáciles de bailar que las que suelo jugar en casa. Incluso creo que vimos una versión "light" (no muy difícil) del endemoniado tema "Max 300". Pero nosotros eramos unos aficionados junto a los que estaban jugando al lado. Que le daban una caña impresionante. (no salen en el vídeo).

Después caminamos hacia el "Mandarake". Aprendí de Ale a ojear los lomos de los manga para localizar más rápidamente aquellos que te pueden interesar. Y con su ayuda me traje un buen taco de manga en japonés para comenzar mi colección. Aunque, 5 días después, tripliqué(al menos) la colección comprando más en los Mandarake de Nakano Broadway (Tokio) aplicando el método aprendido. Y preguntando, cuando todo falla. :)

En el Mandarake vimos por supuesto manga, pero también figuras como la nueva, por entonces, Mirai Suenaga de Figma y otras que estuvieron tentándonos de adquirir. También se me quedó clavado en la retina un respingón oshiri de Madoka Magica en la zona de dōjinshis. Ehem! No daré más detalles.

Y tras salir de un paraíso friki como el Mandarake. Cenamos de fast-food y nos despedimos hasta la próxima.

Yo me fui a dormir cerca de la estación del Shinkansen en Hakata. Hakata es como un barrio de Fukuoka donde está la estación de tren bala; Vendría a ser el equivalete a Atocha en Madrid. Fui a un hotel "cápsula" que no era del todo cápsula, si no más bien litera, o cabina. De hecho se llamaba "Cabin Hotel Hakata Ekimae". Por sólo 2500 yen la noche. (25€ al cambio de entonces. Ahora el euro vale un poco más, así que saldría más barato aún.)

Cometí el primer error de mi viaje entrando en un sitio que no se debe con los zapatos puestos. Había un cartelito en la entrada en el suelo pero como estaba en japonés.... ahem! Mea culpa, mea culpa.

-Shoes, Shoes!- Me decía el recepcionista. Solventado el asunto. Aseo y a dormir.

Aquí va el vídeo-resumen de aquel día. He agregado textos en japonés para que parezca más 「カッコイイ」 pero mi nivel todavía no está muy a la altura. Esperar algún que otro gazapo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.