domingo, 29 de marzo de 2015

Enoshima day

Aprovechando que acabo de publicar un nuevo vídeo en Youtube de mi canal Sincalma hago una breve reseña para comentar algo sobre este vídeo.


Me he pasado años compartiendo material de mi por ahora único viaje por Japón. Que ya he descrito por este blog dos veces. La última vez re-escrito aquí.

Hablo tanto del viaje que ya hay quien cree que he ido a Japón más de una vez. Y seguro alguno ya piensa que vivo allí. Y no le quito razón porque mi cabeza nunca regresó.

Con un poco de suerte el próximo verano renovare los recuerdos de Japón con un segundo viaje. Pero esto me ha preocupado un poco porque siento que no he hablado suficiente del primer viaje. "Seriously!"

Tengo todavía horas de vídeo que grabé por mostrar. Me gustaría quitar cosas para que sea más dinámico y entretenido pero en esos casos pienso que estoy quitando demasiado.

En este vídeo se muestra el día que fui desde Yokohama, donde me alojé la segunda y tercera noches de visita por Japón, a Kamakura. Pasé el día recorriendo los alrededores; Al principio andando, subiendo por la ruta de senderismo "Hiking course" hasta el Saskuke Inari y bajando por el lugar normal, hasta el gran buda, Daibutsu, en el poblado de Hase. Y recorriendo las distintas estaciones entre Gokurakuji (極楽寺)y Enoshima con un pase de día del tranvía de la línea Enoden.

Como puede verse, es un tranvía muy pintoresco. Que en un momento dado deja las vías exclusivas para adentrarse en medio de las calles de Koshigoe(腰越)。

Por último, tras llegar a la estación de Enoshima(江ノ島)subí al observatorio de la isla desde el que puede verse la bahía de los pueblos de alrededor y hasta el monte Fuji en días claros. Además alberga un jardín botánico de flores de distintas especies tropicales.

La mayor parte de estos pueblos pertenecen a la municipalidad de Kamakura(鎌倉市)y es una visita obligada para cualquiera que visite Japón por sus paisajes, el estilo de vida alejado del urbanita del resto de ciudades de Japón; y la infinidad de rincones, y lugares de culto que alberga.

Aunque recibí recomendaciones de visitarlo posteriores, la primera recomendación que me hizo ver Kamakura como un destino a visitar fue por el lado "friki". Un admirador de la estética de la sangrienta serie anime "Elfen Lied" me advirtió que los escenarios donde se ambientaba la serie eran reales y fueron los que después visité en mi viaje.

Así que mi tercer día de japón fue un día de culto al frikismo. Un "sagrado" peregrinaje al mundo donde se ambienta el anime. Y que, este año pude volver a revivir en una exposición que se hizo en Pamplona durante las jornadas del FAN festival.

Y en las dos semanas que pasé por allí no fue el único peregrinaje-anime. Estuvo la visita más esperada que reservé para la mitad de mi viaje, por Shirakawa-go. Y, de hecho, el día antes de visitar Kamakura estuve un escenario de anime en Yokohama sin saberlo. Que tras volver de Japón pude ver en "Higashi no eden". Pero ya hablaré más de ello en otra ocasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.