jueves, 4 de julio de 2013

A saco con los kanji

Prólogo:

Anki es un famoso programa que ayuda a memorizar cualquier materia con una técnica de repaso espaciado. Básicamente ayuda a memorizar cosas más deprisa que medios convencionales. Ya que se gana tiempo al repasar más a menudo sólo aquellas cosas que olvidas con más frecuencia, dejando para más tarde lo que olvidas menos.

La memoria funciona de tal forma que cuando aprendes algo empiezas a olvidarlo; pero si justo antes de olvidarlo del todo lo vuelves a repasar tarda más en olvidarse, y si antes de olvidarlo de nuevo lo repasas y vuelves a repasar con este sistema, como unas 10 veces, es muy probable que ya no lo olvides nunca.

Actualmente tras un curso de octubre a junio, con clases semanales casi particulares de japonés con el libro de texto みんなの日本語, estoy de "vacaciones" y toca repasar lo aprendido. Además tras varias "paradas técnicas" estoy siguiendo con constancia el libro del Dr. Heisig, Marc Bernabé y Verónica Calafell "Kanji para Recordar 1" donde se puede lograr perder el miedo a los kanji y se aprende a reconocerlos de forma imaginativa.

Desde mayo llevo un buen ritmo el aprendizaje de los temidos jōyō kanji, o letras chinas de uso general en japonés, incluyendo el suplemento. Cada día aprendo 10 nuevos kanji y los agrego(¿cómo? más abajo lo explico.) a mi mazo de repaso en Anki.

Hay 2 formas de usar Anki para aprender idiomas: Lo que llaman el modo "Reconocimiento" y el modo "Producción".

El Reconocimiento consiste en ver algo en el idioma que estás aprendiendo, tratar de adivinar la traducción a tu idioma y ver si has acertado en el reverso de la nota (carta o flashcard) que se genera con Anki.

Heisig recomienda la segunda forma de usar Anki, que quizás es más dura al comienzo pero doy fe de que es mucho mejor. Aunque combinar un poco ambas técnicas no puede hacer daño cuando ya has madurado bastante el repaso.

El modo Producción con "Kanji para recordar", consiste en adivinar como es el dibujo del kanji viendo primero la "palabra clave" en tu idioma. Ya que lo que se aprende con Kpr1 no son exactamente traducciones a tu idioma sino una interpretación del significado más común para un kanji (que puede tener varios significados) o incluso algo totalmente inventado, que no tenga que ver con su significado habitual, y que puede venir bien para recordarlo y asociarlo como componente en otros kanji. Al tiempo que aprendes a dibujarlo con tu propia mano en el orden correcto de los trazos lo que también te ayuda a recordarlo con otro tipo de memoria; que no sea un simple reconoce, repite, y repasa.

ANKI:

Con el tiempo he ido aprendiendo de las muchas ventajas que tiene Anki. Aunque aún habrá cosas que no controlo.

Su principal ventaja es que puedes usarlo en el smartphone, tablet, el ordenador en cualquier sitio con acceso a la web ankiweb. Y sincronizar tu progreso en los distintos dispositivos.

Poco a poco le he ido sacando bastante partido.

Lo ideal para aprender algo con Anki es hacerse uno mismo el mazo conforme va aprendiendo lo que sea. Aquí tenéis un vídeo tutorial básico que hice sobre cómo hacer y actualizar un mazo.



Para los Kanji se pueden encontrar mazos compartidos de muchos métodos diferentes. Incluyendo el de Kanji para Recordar. Pero, como ya he dicho, es mejor hacerse uno el mazo conforme va aprendiendo, en el caso de este es más importante porque con el método de Heisig deben aprenderse en cierto orden y Anki sólo debe usarse para repasar los aprendidos.

Los mazos que he encontrado en castellano no incluyen los 196 nuevos kanji que le faltan a KpR1 desde la reforma de los jōyō kanji de 2010.

Me lié la manta a la cabeza y los adapté con ayuda del proyecto diccionario Kanjidic2 que es un texto en forma de "base de datos" XML que incluye kanjis, traducciones en distintos idiomas, número de trazos y distintos códigos de indices incluyendo los Heisig.

También requerí algún mazo en inglés y los fui adaptando más o menos.

Encontré algún término cambiado que se había corregido en KpR como "castigar" por "reprimenda" así que los arreglé. Pero puede haber alguna incosistencia más respecto al libro y suplemento.

Aún así la última edición a la venta todavía tiene alguna errata y seguramente cambiará el índice respecto a la futura edición que incluya el suplemento.

Un problema que me encuentro a menudo es que algunos kanji de los recientemente aprobados han cambiado de forma y casi siempre usan el mismo código Unicode lo que hace que no se vean como deben verse.

Por ahora el tipo de letra que yo conozco que más se acerca a tener todos bien es una fuente ttf llamada "Hiragino Mincho Pro" (enlaces abajo).

Para repasar el orden de los trazos es muy importante disponer del tipo de letra KanjiStrokeOrder (abajo enlace).

Sin embargo para que funcione en el móvil (uso Android, con Ankidroid) el archivo debe introducirse en la aplicación de escritorio (Windows, Linux, Mac) en la carpeta del usuario en la raiz de la carpeta de archivos multimedia compartida conocida como "collection.media/" (~/Anki/Usuario/collection.media/_KanjiStrokeOrders.ttf en linux, o algo parecido)

Además, según la plataforma es posible que haya que poner un guión bajo delante y corregir la plantilla de las tarjetas para que haga referencia a esa fuente para mostrar los kanji. Tal que así, en el apartado Estilo de los "Tipos de Tarjeta":

@font-face {
font-family: MiKanjiStrokeOrders;
font-style: normal;
font-weight: normal;
src: url('_KanjiStrokeOrders.ttf') format('truetype');
}

.jp {
font-family: miKanjiStrokeOrders;
}


.mobile .jp {
font-family: miKanjiStrokeOrders;
}

.mac .jp {
font-family: KanjiStrokeOrders;
}

.win .jp {
font-family: KanjiStrokeOrders;
}

.linux .jp {
font-family: KanjiStrokeOrders;
}




De este modo al sincronizar el contenido multimedia en el móvil se puede ver el tipo de letra con la fuente mostrando el orden de los trazos. Aunque ojo con el wifi/3G porque lo font ocupa unos 18MB.

En ocasiones me ha fallado al principio no mostrándose el kanji con la nueva font en el móvil. Pero se soluciona dándole a editar una nota y al grabarla o cancelar se ven todas ya.

El problema con los kanji que han cambiado de forma tiene más difícil solución. Este por ejemplo ahora tiene un trazo más:


Sólo cabe esperar a ver si se actualiza en más sitios y el autor de la fuente KanjiStrokeOrders lo actualiza también.


Hasta hace bien poco además de Anki usaba la web Kanji Koohii, donde hay una nutrida comunidad de usuarios que siguen alguna de las versiones de Kanji para Recordar en español, inglés, alemán, italiano... y comparten historias imaginativas para ayudar a la mnemotecnia. Pero existe un plugin para Anki (escritorio, mac, win, linux) que te permite importar tu progreso de la web de Kanji Koohii y hacer lo mismo que haces en esa web en el Anki, simplificando un poco el proceso cuando usas varios mazos de aprendizaje.

Todo esto no tiene ningún sentido si no sigues el libro de KpR1 pues los índices Heisig no tienen nada que ver con el orden en que están estructurados los exámenes y frecuencia de uso de los kanji. Heisig propone aprenderlos todos sin excepción. Saltándose la tediosa labor de aprender su lectura y los compuestos en principio, pero sirviendo de magníficos cimientos para enfrentarse a ello después.

Los mazos que se encuentran por Anki incluyen los kanji de los libros Kanji para Recordar 1 y "Remember the Kanji 3". Que parece ser, este tercer libro no saldrá en España, puesto que con la técnica de KpR se pueden aprender los casi 1000 de RtK3 y los cerca de 47.000 más de los kanji japoneses no tan habituales. (Por si alguien se lo pregunta aún, el libro "Kanji para Recordar II" enseña las lecturas y los compuestos de los jōyō.)


Así pues, me programé una serie de scripts que sirven para consultar las tablas de kanji jōyō y la que tiene los añadidos en 2010 y los ordena como deberían ser estudiados en el orden que propone Heisig según el suplemento.

De modo que, cuando aprendo 10 kanji, le digo el número de índice Heisig que va primero y se generan 10 (o los que quiera) en un archivo .csv que importó fácil y rápidamente en el mazo que tengo para los kanji recien aprendidos. Y que llegará a tener 2199 kanji allá por noviembre, si nada se tuerce.

Además como a partir de cierta lección los kanji sólo se ven en su forma de imprenta y a veces me confunde respecto a la forma manuscrita, para dibujarlos bien creé otro script que genera el número de hojas de 10 kanji que le pida, para tener para varios días  (con la fuente KanjiStokeOrders). Aunque por ejemplo la última lección del libro, he visto por anticipado que es preferible no disponer de esa forma para que seas tú mismo quien averigüe la forma manuscrita.


Para consultas puntuales me creé tres scripts accesibles mediante un atajo de teclado como las teclas F6, F7 y Shift+F7. Que muestran el kanji (y lo copian al clipboard para pegarlo donde quiera; muy útil para mirar un diccionario o hacer búsquedas) al que le corresponde un índice Heisig. O lo contrario, con F7, meto un kanji y me dice el índice Heisig. Y más divertido aún, personalizado y complejo, el script que arranco cuando pulso Shift-F7 me pregunta el kanji y me dice cuándo me toca estudiarlo, su palabra clave, número de trazos y una cantidad extra de información útil.



Además del mazo "Kanji Koohii" y el de mis clases basadas en Minna no nihongo, tengo un tercer mazo donde metía los que olvidaba cuando usaba la web de Kanji Koohii, porque en esa web me resultaba problemático que llegasen a acumularse kanji para reaprenderlos y nunca pulsaba que me habían resultado "olvidados / mal 1" sino que evitaba poner que habían sido "fáciles 3 (o 4 en Anki)", dejando como poco en "bien 2".


Los demás mazos los he descargado de la sección Shared Decks de Anki y sólo les hago algo de caso si tengo mucho tiempo libre. (casi nunca) Están para probar.

La versión de escritorio es necesaria para hacer labores de sincronización, estadísticas, etc más fácil. Aunque sería posible actualizar mazos y añadir flashcards (notas) desde la app móvil. Pero siempre es más fácil de automatizar todo con la versión de ordenador.


Enlaces:

Si alguien quiere importarse el mazo de 2199 kanji aquí va en formato .csv, incluyendo los campos separados por tabulación: 'kanji', 'palabra clave', 'historia' (campo vacío para añadir una historia mnemotécnica), 'número de trazos', e 'índice heisig'.


Puede haber imprecisiones, y alguna modificación mía, por ejemplo en el kanji de índice Heisig 940A pone la vieja forma del kanji en la 'palabra clave', cuya nueva forma es un código unicode diferente; tal que así: 'artículos de papelería (viejo: 箋)'.


Pero como lo ideal es crearse el mazo poco a poco: Aquí va mi script para crear un archivo CSV personalizado (casi me quedo sin cenar por adaptarlo para la Web ;))


  • Tipo de letra con kanji de estilo manuscrito con indicación del orden de los trazos: KanjiStokeOrders (última versión conocida v3.000 - 9MB comprimida en zip)
  • Tipo de letra con kanji de imprenta bastante completa. He convertido la que encontré a formato TTF que la hace compatible con Libreoffice y otros programas: Hiragino-mincho-pro-w3

Y eso es todo. Espero que sea de utilidad.
Cualquier duda preguntar e iré aclarando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.