viernes, 18 de febrero de 2011

Sayônara 2010 (1/4)

Ya llegó febrero de 2011 y no había escrito aún este post que debí haber publicado en diciembre.

Es un texto que puede que pase sin pena ni gloria como la mayoría de los que escribo a lo largo del año; o no me enteraré si se ha leído porque cuesta "mucho" dejar un comentario y más si es un artículo personal que sólo habla de lo que he hecho yo; Otro habitante más de este superpoblado mundo.

Soy uno más, sí. Sin embargo creo que tengo una capacidad grande para divertirme sánamente y eso es lo que quiero contar aquí ahora: Las cosas más interesantes que he hecho en 2010.

Como podréis comprobar pocas veces fuí solo a divertirme, aunque lo intento a veces. Dado que es una entrada personal reduciré al mínimo los detalles sobre terceros. Aunque diré algunos nombres o alias, o me estaría censurándo mucho; y ese no es el propósito de este blog.

¡Qué fluya la letra!

Echando la memoria atrás lo primero que recuerdo es un viajecito a Sevilla, hace ya un año, en febrero, invitado por el amigo JuanVe para celebrar su cumple con escala posterior en Posadas/Córdoba para ver a la tropa de Odrusba y a Juan Daniel preparando el hype de algo difícil de coordinar, el revival de una party o festival digital que pasó de llamarse Posadas 2010 a Córdoba 2010 y finalmente "agua de borrajas", aunque con calma y todo el apoyo necesario estoy seguro de que JuanDa logrará llevarlo todo a buen puerto tarde o temprano.

Otro amigo, algo friki de Star Wars (¿quién no lo es?), me dijo que retratara "Naboo" y así lo hice en el lunes más lluvioso que recordaré siempre y donde se echaron a perder los zapatos que llevaba. Para encontrarme la plaza sevillana cerrada por obras aunque pude sacar una instantánea a distancia de la arquitectura que aparecía en la película de George Lucas como parte del planeta Naboo.

Otra inconveniencia fue el frío que iba más allá de lo que podía imaginar en las sureñas tierras andaluzas. Sin embargo el toque agrío fue la motita de sabor a toda la diversión que supuso visitar los distintos lugares de trabajo de JuanVe, ligados directamente con el cine y el mundo de la producción audiovisual, conocer a muchos de sus amigos y algún futuro compañero de viaje a Japón si no se echan para atrás antes de que acabe 2011.

La pantacruélica comida de cumpleaños que nos ofreció JuanVe me dió ideas para sorprender a los amigos de Tudela al celebrar mi propio cumpleaños en marzo. A los que llevaba invitando a una "simple" merienda desde los seis o siete años. Aunque por lo general siempre iban aderezadas de juegos, música, películas y mucha tecnología para entretener al personal.

Pero este pasado año medité un poco y preparé una comida que ni la Arguiñano haría mejor. Y algunos de los invitados quedaron muy complacidos. También influyó algo en la decisión de hacer una comida, un amigo que me pedía siempre que no preparase nada... "-que ya bastante haces-" y así se me ocurrió poner una fondue de solomillo de ternera que cada comensal tendría que prepararse él mismo en la mesa... Así que yo "no estaba preparando nada". Je. Como guarnición hice mi primer arroz a la japonesa (pocos meses antes de comprarme una "suihanki" del Lidl por menos de 20 euros.) con la ayuda de varias recetas encontradas por YouTube y otros sitios de la web. Más ensalada y salsas para todos los gustos. Hubo tarta, como siempre (ésta de imitación a la del cumple de JuanVe también comprada en el super. ;)) Y bailes DDR para los más intrépidos. Y no podía faltar el clásico Armagetron, megatrón o juego derivado que cada año jugamos en multijugador para echarnos unas risas. Además recuerdo que vimos un trailer de Tron Legacy para abrir boca.

También en marzo pude asistir a una conferencia sobre uno de mis intereses primordiales, Japón. Y me alegré mucho de poder recibir de primera mano detalles de cómo es la gente allí gracias a Santiago Gastaminza, que entonces era representante de relaciones internacionales para la prefectura de Yamaguchi y que ofreció una visión alternativa a la que acostumbro a leer entre los blogueros habituales que escriben desde Japón.

Una de las cosas que desconocía y nos comunicó el conferenciante fue la relación de toda la comunidad foral de Navarra con la prefectura que se había hermanado hace pocos años. Tiene gracia también porque conozco a alguien que fue a Japón precisamente por aquellos actos de hermanamiento y me contó cosas de su viaje. Pero hasta el año pasado no supe que se conmemoró este hermanamiento de toda la provincia. Sí que conocía el hermanamiento de la ciudad de Pamplona con la ciudad de Yamaguchi, que Santiago explicó databa de unos 30 años atrás. Casi nada. Y es que resulta que uno de los patrones de Navarra, San Francisco Javier, fue un jesuita, el primero de hecho, que visitó Japón por medio de una embarcación portuguesa, la primera que se tiene noticia del mundo occidental siglos atrás. Y aunque el hombre intentó visitar al emperador en la capital (por entonces en Kioto), lo más lejos que pudo llegar fue a Yamaguchi donde dejó una profunda huella que aún la estudian hoy día los escolares japoneses.

Y como veo que ya amanece y el sultán no me matará si me quedo callado, aguardaré hasta más adelante para proseguir. Con cosas que hice durante el segundo trimestre de 2010. Que seguro hay más de una cosa que no he contado ya. Y además muy interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.