viernes, 6 de marzo de 2009

Anime

Como hoy tocaba aportar un artículo que empezase por "A" se me ha ocurrido hacerlo de un tema bastante recurrente por aquí y por Otro Blog de Anime (no me cansaré de promocionarlo. ;)).

A ver si puedo resumirlo. Pero me temo que va a ser que no. Que menos que dedicar 36 párrafos a algo que nos gusta tanto a mí y a mucha gente.

Empiezo con una lista de palabrejas comunes entre los otakus para entender conceptos básicos del mundo del anime y por qué fascina tanto, desde mi punto de vista.

- Otaku: En Japón, se llamaban otaku a los que compraban cámaras de fotos profesionales y se dedicaban a retratar todo lo que se movía en plan amateur. La acepción de "aficionado" se extiende a nuestros días a los que sienten alguna pasión por películas, videojuegos, u otros elementos de ocio. Reconocer que eres un otaku en Japón no es motivo de orgullo, pero tampoco de vergüenza.

Aquí en occidente el significado que cobra esta palabra, es la de un aficionado por la animación japonesa, los manga, y/o la cultura japonesa en general.

No hay otaku occidental que se precie de serlo que no anhele viajar a Japón o lo haya hecho ya.

- Manga: El manga es el cómic japonés. El estilo manga en general es un dibujo simplificado de personajes y escenarios, y por lo general expresiones exageradas, con grandes ojos. No obstante cada mangaka tiene su estilo y dota de mayor o menor realismo sus viñetas. Al contrario que en occidente, el manga se lee de derecha a izquierda. Algunas editoriales en España los han editado cambiando el sentido de lectura en alguna ocasión pero dado el esfuerzo que supone la re-maquetación y las escasas ventas de vender algo que ya no parece tan "exótico" es mucho más frecuente ver los mangas traducidos con las viñetas en su disposición original.

- Mangaka: Así llamamos al dibujante de mangas y en muchas ocasiones también guionista o autor del manga. Suelen dedicar mucho tiempo a planificar la historia y entintar sus dibujos, por lo general en viñetas sin color ni sombras. Los plazos de entrega son muy ajustados y deben dibujar capítulos enteros a un ritmo demencial. Porque la demanda en Japón es muy alta. Hay muchas publicaciones semanales que recopilan capítulos de series creadas por distintos mangakas. Aproximadamente cada año los capítulos de cada mangaka se recopilan en un tomo con lo que han hecho hasta que su serie se da por concluida.

- Shonen: En japonés significa chico joven. Un Shonen-manga es un manga cuyo público objetivo son chicos. Pero dada la amplia variedad de temáticas es el tipo de manga que más éxito tiene entre personas de cualquier género y edad.

- Shojo: En japonés significa chica joven. Y un Shojo-manga es un manga cuyo público objetivo son las muchachas. Aunque no está limitado a ese espectro pues las temáticas pueden ser también muy variadas. Y suele ser más bien un estilo refinado de dibujo que retrata algo más que historias románticas con happy-end. De hecho existe una editorial japonesa que recientemente se inventó el "Shonen Shojo" o mangas Shojo para chicos. :-?

- Kodomo: Niño, en japonés. Kodomo es la etiqueta que recibe animación japonesa y manga infantil.

- Seinen: Esta etiqueta la reciben los manga orientados a hombres adultos jóvenes (18-30 años). Suelen incluir mayores dosis de violencia y/o sexo. O temáticas más maduras que las de las tres demografías anteriores.

- Hentai: Las obras que contienen sexo explícito se las considera hentai. Es decir, porno. Aunque los japoneses traducirían el término como pervertido. Debido al puritanismo estadounidense, tras ganar la 2ª guerra mundial, su influencia hizo prosperar una ley que aun existe en la actualidad en Japón que censura ciertas partes en escenas explícitas; se hace incluso en la animación y el manga, aunque para el mercado extranjero los productores japoneses a veces distribuyen sus obras sin censura.

- Ecchi: Se refiere a la pronunciación de la "H" de Hentai, esta etiqueta se aplica a obras de humor. Hacen reír mediante situaciones embarazosas dando protagonismo a la vergüenza que provoca el sexo generalmente a un pobre chico "indefenso".

- Anime: Una obra de animación japonesa. Lo que todos hemos llamado siempre "dibujos animados" es lo que llamamos un anime. Bien sea una serie con capítulos de unos 20 ó 30 minutos. O un mediometraje o largometraje. Por lo general proceden de Japón, aunque no siempre se producen completamente ahí. Casi siempre son adaptaciones de mangas de éxito o de video-juegos japoneses.

- OVA: Original Video Animation. Una OVA es una película corta o capítulo animado especial creado por lo general en base a una obra anterior y lanzado exclusivamente para la venta al público sin ser emitida por TV. La calidad suele ser mayor que los capítulos normales de series destinadas a TV.

Si alguien cree que con eso hemos terminado con los glosarios se equivoca. Cada término encierra un sin fin de clasificaciones, tipos, estilos, categorías y subcategorías que no acabaría de mencionar en varios años. Pero pondré algún ejemplo más, después. Y no he mencionado los términos que reciben los mangas orientados a mujeres adultas jóvenes (el equivalente femenino del Seinen) que sería "Josei" y otras definiciones como las destinadas a hombres y mujeres de mediana edad, que también tienen su hueco en la incansable industria nipona.

En los últimos años se han refinado mucho las técnicas de animación y han dejado atrás esas secuencias tópicas en la anime clásico de personajes congelados con fondos parpadeantes para ahorrar el dibujado de muchos fotogramas.

La mano de obra china o coreana ayuda bastante además de nuevas tecnologías infográficas que componen con mayor definición y gamas de color exquisitas; Aportando también escenarios tridimensionales perfectamente combinados con la animación tradicional.

Cuando empezaba a prestar atención al mundo del "manganime", ya como otaku auto-reconocido, me resultaba difícil distinguir algunas series anime de otras. Viendo solo un capítulo de cada serie, todas parecían tratar de lo mismo. Y sus extraños títulos en japonés "romanizado" no ayudaban mucho.

O bien eran sobre robots gigantes, o de chicas mágicas con poderes, o se ambientaban en una escuela de secundaria o superior, o hablan de demonios y shinigamis (dioses de La muerte), o guerreros samurais con espadas...

Pero hay mucho más que todo eso.
En Japón hay muy buenos guionistas que huyen de los tópicos y celebran la imaginación.

De hecho todo el anime destaca por su gran imaginación, incluyendo los que están llenos de tópicos, ambientados en una escuela de secundaria de chicas mágicas con poderes que controlan robots persiguiendo demonios con espadas gigantes. Je je.

Eso se nota en prácticamente todo el manga y anime; Da igual que tus intereses se limiten solo a obras ecchi o hentai, o te tragues 800 capítulos sobre un joven medio humano y medio demonio. El anime tiene algo que engancha; Porque aunque tenga algo que es fácilmente reconocible no es siempre "la misma mierda", es original.

Para los menos entusiastas puede ser cuestión de acostumbrarse a la novedad. Ya que muchos solemos ser reticentes a casi cualquier tipo de cambio en nuestras costumbres.

Si eres de los que piensa que los dibujos animados son para niños, apaga y vámonos. Y no lo digo poniendo ejemplos con animación occidental como los "Simpsons" o "South Park" como dibujos para adultos; lo digo porque desde el Kodomo más intrascendente como "Doraemon" al Seinen más transgresor como "Gantz" todos están hechos por personas adultas que adoran su trabajo.

La industria del anime es impresionante. Las producciones incluyen gente dedicada a la dirección artística, diseño de personajes, guionistas, grupos de música y grandes maestros compositores, y talentos increíbles entre actores y actrices de doblaje (seiyūs) que pueden leerte claramente y sin tartamudear en tres segundos todo lo que acabo de escribir poniéndole emoción cuidando la entonación. Je je.

Así es como poco a poco he ido conociendo los talentos de cantantes como Sister Mayo, o Yuki Kajiura, directores como Satoshi Kon, o Hayao Miyazaki, compositores como Yoshihisha Hirano, o Kenji Kawai, y estudios de animación brillantes como Studios 4ºC, Bones, o Madhouse. Y eso es el Anime. No solo dibujo, no solo música, personajes con estilo, argumentos y guiones con garra, producción organizada, marketing (sí también, sin cromos, figuritas, disfraces y merchandising el anime no sería anime), el anime es todo eso y más.

Dentro del anime hay muchos temas recurrentes, existe el anime de escolares, el de robots conocido como "mecha", el anime que habla sobre manga y anime mismo (por ejemplo: Genshiken), temas deportivos, musicales, de cocina, y otros temas que inquietan a los mangakas japoneses.

Así que se podrían hacer varios canales temáticos solo con las subcategorías del anime. Pero por lo general es de lo más raro el anime que no mezcla temas y géneros; como el humor con el terror, o el suspense con la comedia, o el drama con la fantasía; en distintos ambientes, que pueden hacer parodia del anime y las propias costumbres japonesas.

Todos picotean de todo un poco y en casi cualquier anime podemos encontrar rasgos que convierten la obra en algo difícil de clasificar al 100%. Además hay que añadir la templanza y filosofía japonesa a la ecuación. Ese quizás es el ingrediente X, o secreto del éxito. En especial del que se conoce como anime progresivo.

Con demasiada frecuencia surgen obras de culto. Series o películas que crean otakus o perpetuan los que no estaban decididos.

La serie que me volvió otaku fue "Instituto Ouran Host Club", pero fue después de ver otros anime encumbrados como "Death Note", "El viaje de Chihiro", o "Elfen Lied". Y reminiscencias de otras series y películas vistas en la infancia y juventud, como "Akira" o "Ghost in the shell".

Después les siguieron más largometrajes y series anime que me impactaron lo bastante también para caer rendido a los pies del manganime nipón: Paprika, Tekkonkinkreet, La princesa Mononoke, FLCL, Higurashi no naku koro ni, Mai-HiME, Jungle wa itsumo Hare nochi Guu, o Ergo Proxy.

Si entre las siete u ocho decenas de distintas series anime y películas que he visto el pasado año se encuentran todas estas joyas y más, ¿qué no habrá entre las miles de obras anime que llevan produciéndose cada vez a mayor ritmo desde hace más de medio siglo?

Los que critican el anime, todos los que estamos a este otro lado de la barrera cultivando nuestra afición y conociendo más y más obras fantásticas de grandes talentos, sabemos que ellos simplemente no saben de lo que hablan porque no lo conocen. Si arman ruido es simplemente porque quieren hacerse notar para hacer ver que son diferentes. Pero allá ellos.

Aquí paso un artículo sobre "Anime" por si te has quedado con ganas que he encontrado con más del doble de párrafos que éste. Je.

Y si quieres colaborar hablando de animes o mangas que has visto y no hemos comentado ya en Otro Blog de Anime, háznoslo saber. Comenta o contacta por aquí o por allí. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.