jueves, 23 de octubre de 2008

Esfuerzo recompensado

Iniciar una tarea que sabes que no vas a concluir con éxito ni al primero ni al millonésimo intento mucha gente dirá que es absurdo, sinsentido, banal, inútil.

También hay gente positiva que dice que lo importante es participar, que es mejor intentar que arrepentirse de no haberlo hecho.

Lo que hay que valorar antes de iniciar una tarea no es si se concluirá con éxito sino si los beneficios garantizados del esfuerzo serían suficientes para compensarlo.

Estos pueden no limitarse a una recompensa por comisión, sino a otros conceptos más abstractos como el aprendizaje, la experiencia, distracción, alejarse de obligaciones más ingratas o de sentimientos de culpa que pueda acarrearte actitudes como la pereza o la procrastinación.

De todos modos hay que ver las cosas de forma constructiva... Si te dicen... -Tira un cóctel molotov contra una comisaría; Pruébalo antes de arrepentirte de no haberlo intentado- Simplemente tienes que preguntarle a la lógica de tu cerebro si esa acción es o no es constructiva. Y olvidarte de la curiosidad de cosas que no tienen ningún interés. Por mucho que digan otros.
El mismo ejemplo vale para drogas, alcohol, motos, o cualquier actividad arriesgada que pone en grave peligro la salud.

No me enrollo más. Esta es la imagen del "Fracaso":

88 pasos fantásticos (lo mejor), 83 pasos excelentes (lo segundo mejor), 139 pasos muy bien (lo tercero mejor), 84 pasos aceptables (ni bueno, ni malo), 75 pasos algo torpes, y 701 pasos fallidos. Logrado: 1 salto de 3. 93 pasos mantenidos de 261 y 0 manos de 3. (-¡Para agacharme durante este baile estaba yo!).

Esta imagen muestra que logré 0,23% de la puntuación máxima posible jugando a Stepmania con un tema musical llamado a "Marisa tanked my score with an Incredible Hand" sacado de algún extraño videojuego japonés.

Lo que me llevó a intentar uno de tantos temas imposibles de bailar, si no eres un pulpo con parkinson revolucionado, es que solo quería divertirme y asumía que no iba a lograr hacer ni la mitad de la mitad de la mitad de los pasos de ningún modo.

Eso que dice en la imagen de que solo había 3 pasos que requirieran manos es "mentira cochina". Ni jugando con teclado con diez dedos se podría lograr.

Aunque yo no soy un jugón de Stepmania profesional. Llevo unos 20 meses jugando de vez en cuando, entre una y cinco veces a la semana (no me acuerdo de hacerlo todos los días aunque procuro convertirlo en un hábito saludable). Me suelo pasar como media hora bailando cada vez, en partidas de entre 5 y 10 canciones o más. Pero no me he quitado las "ruedas supletorias" todavía. Me gusta jugar con la ayuda del "metrónomo" que hace un sonido especial que ayuda a seguir el ritmo cuando hay que pisar una flecha del juego.

La primera canción procuro que sea de un ritmo no muy alto que no pase de 110 bpm y luego voy poniendo la lista de mis preferidas, las más bailadas.

He encontrado por youtube alguien "bailando" esta frenética canción; Con teclas, claro. Creo que el que juega toca el piano habitualmente. Con pies no creo que lograse ese notable (B) que consigue en la canción ni por asomo.

El esfuerzo, después de haber logrado muchas puntuaciones superiores al 70% u 80% (sobresaliente, A, en el sistema americano, o incluso doble AA) en canciones más aptas para jugar con los pies, el martes me fue recompensado haciéndome sentir mucho más ligero a la hora de caminar con normalidad pero habiendo obtenido la peor puntuación de la historia, desde que juego a Stepmania.

Aunque lo que rápido viene, rápido se va; A los pocos minutos mi vitalidad descendió a niveles normales. Supongo que hay que super-vitaminarse y super-mineralizarse más... como decía Super Ratón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.