sábado, 28 de junio de 2014

Publicidad

Creo que una de mis obsesiones es la forma en que personas débiles o cosas de poco valor aprovechan no su propia debilidad o inutilidad sino el hecho de que al compararse con otros salen perdiendo y que la gente se pone en masa de parte del perdedor para volverlo inmediatamente en ganador.

Denunciar una situación de injusticia, me parece necesario en muchos casos. Pero se debe considerar que el resultado de la denuncia en ocasiones puede tener consecuencias algo desproporcionadas para el denunciado.

Estoy seguro de que hay estudios sociológicos sobre el tema. Y que Gandhi es uno de los paradigmas del estudio. Al ser el mayor chivato de la historia mundial, promotor de desobediencia civil, capaz de mostrar al 4º poder, la prensa internacional, como recibían su ración de jarabe de palo por hacer algo que estaba prohibido (aunque en otros países no); Y logrando así acabar con unas leyes injustas en la India. Y un paso más en el desmoronamiento del imperio británico.

Pero, el caso es que, hay quien aprovecha intencionadamente su debilidad al compararse con otros productos para vender falsos medicamentos, como la homeopatía. Y lo logran simplemente porque hay mucha gente que está en su contra. Por mucho que la gente con sentido común proteste ante el sinsentido y falta de estudio científico; Cualquier declaración en contra de lo que otros dicen que "les funciona" no es más que ayuda extra para promocionar al que debería ser ninguneado y condenado al mayor ostracismo posible.

Así es como se ganan simpatías la industria del tabaco, las congregaciones religiosas, el consumo de alcohol, la apuestas deportivas. Y montones de costumbres más o menos arraigadas que realmente no hacen ningún bien a nadie. O, mejor dicho, enriquecen a unos pocos a cambio de hacer mucho mal a muchos.

De modo que hablar mal de cualquier cosa es contra-producente. Y se produce la paradoja de que no puedes quejarte de algo que sabes que es malo porque les estás haciendo un favor. Les haces publicidad.

Lo mismo pasa con la política. Los políticos actuan siempre de la misma manera sean del color que sean porque las leyes les obligan a comportarse así según sean gobierno u oposición. Pero dar imagen de diferencia, con ayuda del 4º poder, o medios de desinformación masiva, ayuda a extender debates que les dan publicidad tanto al "malo" como al "bueno"; Cuando en realidad no importa quién nos represente mientras realmente haga lo que necesita la mayoría para progresar en su país.

jueves, 22 de mayo de 2014

La informática que nos rodea

Cuando alguien me dice que va a estudiar informática me da algo de miedo porque creo que esa persona no sabe dónde se está metiendo. Ni siquiera creo que sepan lo que significa ese término. Es un mundo de inmensas posibilidades y no se puede tomar a la ligera.

Por cierto, que la gente suele decirme estas cosas del mismo modo que me dicen que han dejado de fumar; como si yo fuera la policía de la salud o un experto en informática. Cosas que no me considero en absoluto.

No me considero informático aunque haya hecho trabajos propios de un informático. Y puede que tenga más conocimientos de algún tema que algunos profesionales. Pero cada día hay novedades y cambios en este mundo y no estoy puesto en ellos, ni me intereso activamente por informarme de todo. Al margen de que es inabarcable y está lleno de incertidumbre sobre qué métodos son mejores para hacer según qué cosas.

Pero ahora mismo, en este artículo, quiero explicar en qué consiste "esto de los ordenadores" desde mi punto de vista "apasionado del software". Porque es cierto que no debemos dar la espalda a la informática o su evolución que sería el mundo de Internet, la Aldea Global; o lo que llaman las I.T. (Tecnologías de la Información). Y que aunque tengamos cierta habilidad adquirida puede que nos abrume tanta posibilidad, o el simple hecho de desconocer esas posibilidades.

No prestar suficiente atención a esto te convierte ya, hoy día, en un analfabeto.

A mi me empezó a enganchar la informática con menos de 10 años. Y por entonces ya programé en Basic en un cuaderno en los recreos (sin ordenador), y poco después algunas chicas me preguntaban, también en los recreos, si leía la biblia, porque tenía un pequeño libro muy gordo... que en realidad era un diccionario de términos informáticos de bolsillo. jajaja.

El caso es que a mí la informática nunca me atrajo como una profesión sino como una herramienta para crear contenidos, comunicarme con ella, divertirme y como un cosmos de exploración infinito.

Como yo, otras personas vieron en su día algunas posibilidades de la informática que les permitió ganarse la vida gracias a que también les gustó algún aspecto de la tecnología o los sistemas informáticos; bien sea el hardware como evolución de la electrónica, la programación, edición de contenidos, análisis de datos científicos, o algún otro uso divulgativo, literario, artístico o del mundo del entretenimiento.

Así que hubo un tiempo en que era suficiente con saber decir "ordenador" para tener trabajo. Ya que las aplicaciones de "esta tontería" son casi ilimitadas.

Pero ¿qué es un ordenador?

Un ordenador no es más que una serie de circuitos integrados o micro-chips conectados a varios periféricos con un sistema que permite al usuario dar órdenes y recibir respuesta a ellas.

Gracias a los programas estas órdenes pueden ser automatizadas para evitar tareas que de otro modo serían tediosas y rutinarias.

Pero las cosas no son tan maravillosas y sencillas como parece.

Un procesador, CPU, (o Unidad Central de Procesado) es un micro-chip que, como otros micro-chips con distintas funciones en el ordenador, recibe datos binarios y devuelve respuestas correspondientes según lo recibido, siendo capaz de realizar millones de cálculos y operaciones por segundo.

Toda pieza de hardware tiene micro-chips que reciben y envían datos binarios; Unos y ceros.

Por ejemplo, un teclado recibe las señales de cada pulsación y envía el código correspondiente en un estándard establecido para que el ordenador interprete qué teclas se están pulsando.

Las tarjetas gráficas tienen procesadores que reciben datos con ordenes para ser convertidas en señales de vídeo que se representan en el monitor.

Una impresora tiene un procesador que recibe señales para hacer mover sus mecanismos e imprimir en papel lo envíado.

El código binario de las máquinas es algo más que complicado para que las personas corrientes podamos comunicarnos con ellas al nivel más directo (bajo nivel). Además, cada fabricante, en ocasiones, inventa su propio juego de órdenes binarias para sus aparatos que luego han de ser "estandarizadas" con pequeños programas que podríamos llamar drivers, o controladores.

Y todo el hardware debe controlarse con programas. Pero hay tantas formas de programar como granos de arena en una playa, o modelos de iPhone.

Programación a Bajo Nivel:
La programación a bajo nivel está reservada a mentes superdotadas. No digo que haga falta ser un genio, pero podemos sacar de este grupo a políticos o tertulianos de TV y el mundo del "famoseo".

Programar a bajo nivel significa que das las instrucciones, no al sistema operativo (que se instala en un ordenador) sino directamente a los micro-chips que controlan el ordenador (o dispositivo).

El código máquina son órdenes en lenguaje que el procesador puede entender directamente sin necesidad de aplicaciones que hagan de interprete para hacer su tarea. De modo que las aplicaciones hechas a este nivel o en ensamblador, lenguaje (también de bajo nivel) un poco más "humano" que el código máquina pero igual de complicado, funcionan con más eficiencia y velocidad que otras aplicaciones hechas a otros niveles.

Lenguajes compilados:
Entre medio hay diversos lenguajes de programación, con distintos tipos de estructura, que pueden ser compilados, generando un programa similar a los que genera el ensamblador, para que el ordenador haga lo que se le pida. La mayoría de aplicaciones profesionales se hacen en estos lenguajes; usando C, C++, Java (aunque este lenguaje es una excepción, dentro de la categoría, ya que emplea un intérprete creando una máquina virtual que se comunica con el procesador, de modo que no es tan eficiente), etc.

Lenguajes de alto nivel / scripting:
Aunque se llamen de alto nivel, no son los lenguajes con los que puedas presumir de tener un "nivel alto" en informática; Aunque desde luego programar está muy por encima de eso que ponen algunos en su currículum de "Conocimientos medio-alto de informática a nivel usuario".

Para presumir aprende código máquina de varios tipos de procesador comunes en smartphones, tablets y aparatos raros que nadie entiende y entonces estaríamos hablando de un erudito. jejeje.

Estos lenguajes de programación usan un intérprete intermedio que adapta las órdendes para realizar las tareas ordenadas por el programa. Tiene la ventaja de que la sintaxis es más fácil de entender; al no estar compilado puedes ver cómo están hechos otros programas y aprender más fácilmente.

Además ofrecen una facilidad muy grande para interactuar con otros programas y por tanto crear aplicaciones más útiles y complejas.


Este es el tipo de lenguaje que conozco un poco. Y es también de los más utilizados para hacer algunas aplicaciones, incluso algunas bastante potentes. En ocasiones puede llegar a compilarse para no requerir intérprete pero nunca llegarán a funcionar tan bien como las programadas en lenguajes compilados o a bajo nivel.

En esta categoría están lenguajes como Python, Perl, PHP, REXX, ARexx, AppleScript, VBScript, Ruby, Lua, etc.

Conocer las peculiaridades de cada lenguaje se queda a vuestra curiosidad.

A mayor curiosidad mejor. Aunque podéis caer en un pozo sin fin. Porque, a menos que seais muy disciplinados, el tiempo que os puede robar la "informática" pueden ser eones.

No se deben despreciar tampoco los conocimientos en lenguajes de consulta de bases de datos como SQL y derivados. Puesto que en muchas ocasiones lo único que se hace en un ordenador es almacenar, crear, modificar y eliminar datos; Cosa que se hace muy eficientemente desde muchos de estos lenguajes de programación y pueden ahorrar reescribir aplicaciones que hacen las mismas cosas pero usan contenidos diferentes.
Temible
Código Máquina
/ Ensamblador
de ZX Spectrum

Esto es algo que aprendí gracias a PHP y pelearme con sistemas de contenido web que emplean bases de datos para todo.

Si quieres aprender a hacer páginas web, lo tienes muy sencillo y bien estructurado en lugares como http://www.w3schools.com/

Ahora bien, no le debes tener miedo al inglés. ¡Al menos no es código máquina! Eso sí que da miedo.

Scripting:
Abrir una consola y teclear órdenes en vez de hacer click en el icono de un complaciente entorno gráfico del sistema operativo (que probablemte abra un script ya programado) es también un modo más directo de hacer algunas cosas en el ordenador. Se puede programar una serie de órdenes mediante scripts que permiten automatizar todo tipo de tareas. En PCs con Windows se emplea DOS o cosas más avanzadas como Windows Powershell, mientras que en sistemas Linux o Mac lo suyo es el Bash scripting.

En móviles Android he visto que existe alguna implementación de Lua, Luarida. Que puede ser interesante para hacer cierta automatización de tareas. Y tímidos intentos de portar otros lenguajes de script. Y es posible acceder a la consola y usar Bash con algunas limitaciones, ya que es un sistema Linux con una máquina virtual integrada, a'lla Java.

Cualquiera de estos lenguajes no sirve para nada sin una cabeza abierta para la lógica, razonamiento, algunos cálculos matemáticos, bastante intuición o capacidad de concentración, y un montón de imaginación para hacer realidad cualquier cosa que te propongas.

Más en wikipedia:
Historia de la computación
Timeline of computing

Esto es muy largo. Si hay algún error o imprecisión o quieres comentar algo... cuéntamelo en un comentario (abajo).

jueves, 24 de abril de 2014

Breve parada en Kyōto

Este artículo debería haber sido sobre anime pero, una vez más, recurro a mi material de viajes.

El primer shinkansen(tren bala japonés) en que monté, de un total de seis, en mi primer viaje por Japón (y único, por ahora, en octubre de 2011) fue desde Yokohama hasta Kobe.

Hacer fotos o captar vídeo desde trenes en marcha me resultó un poco frustrante. Ya que una gran parte de mi tiempo en Japón consistía en viajar en trenes. El resultado deja bastante que desear con la sencilla cámara de vídeo doméstica de pocos controles manuales que usé, y no digamos con mi viejo móvil con cámara hipermétrope de foco fijo. Añadiendo a esto la dificultad de estar en movimiento sin saber qué se verá después, o cuando entraremos en uno de los muchos túneles que hay en Japón.

En algunas grabaciones me daba por experimentar a cambiar el framerate de la cámara para ver si lograba captar a alta velocidad alguna imagen que en cámara lenta pudiese quedar más o menos decente. Pero siempre quedaba mejor el framerate de la cámara, de unos 30fps.

De todas formas cada pedacito de vídeo de duración suficiente que capté es un grato recuerdo y transmite el ambiente sonoro y detalles gráficos del enigmático y apacible país del Sol Naciente.

Quiero compartir aquí un breve momento en que el shinkansen pasó por Kyōto, visto desde la ventanilla del tren.

 


martes, 18 de marzo de 2014

Anime para los que no ven anime

Siguiendo el "monográfico" de anime que inicié en diciembre y enero aquí va la continuación que tenía previsto escribir.

"Anime para los que no lo suelen ver"

Los no aficionados al anime es probable que tengan un inmenso desconocimiento del mundo de posibilidades que encierra la animación japonesa.
Otra razón por la que alguien puede no ver anime podría ser un rechazo sistemático a "dibujos animados" porque su aspecto les hace pensar que pretenden estafarles con una falsificación; engañar sus sentidos con algo que no tiene sentido que exista en la vida real, o que si existiese sería un serio problema.  Y esto es quizás mayor escollo que no puede resolverse simplemente dando algunos títulos sugerentes para abrir boca en este mundo lleno de vida en dos dimensiones. Cada una de estas personas debe pensar ¿qué tienen los dibujos que le perturben para negarse a disfrutar de la gran capacidad humana para abstraerse en una fantasía o recreación de la realidad?

Sobre gustos no hay nada escrito. Y puedo comprender que uno no quiera ver dibujos con historias infantiles, o con contenidos filosóficos y metafísicos de difícil comprensión, o aventuras con acción llena de violencia y brutalidad. En cambio, también es posible que alguno de estos géneros sí pueda interesar incluso, y he aquí la paradoja, aunque no sea un género de su agrado. Porque, en la animación japonesa, muy pocas veces una buena historia se limita a un único género concreto.


Sobre el tipo de no-aficionado que critica por sistema el anime, especialmente con la cantinela de "los dibujos son para niños", querría que lo vieran desde el punto de vista de los que lo realizan como personas adultas a las que les gusta el trabajo que hacen y merece respeto.

Este artículo no pretende convertir en "otaku" a todo no-otaku, sino dar una llamada de atención a aquellas personas, cinéfilas, melómanas, amantes del audiovisual y la vídeocreación, o de historias de ficción, y la cultura en general. Para que la gente espabilada pueda descubrir un pedacito más de arte o entretenimiento que llega a toneladas desde oriente.

* Para los amantes del Séptimo arte, una recomendación heredada de otro animefago llamado Juan Zapater:

Millenium Actress (千年女優)

Este film destaca ante todo por  mostrar el cine dentro del cine. Algo que se hace en bastantes ocasiones y para los más cinéfilos tiene un encanto especial. También destaca por su potentísimo director, ya fallecido, Satoshi Kon; que legó una buena cantidad de obras (no sólo películas sino también manga y series de TV) especialmente oníricas, algunas de ellas elevando el nivel de lo artístico a cotas que nadie, probablemente jamás, alcanzará.

Y por último, pero no menos importante, la película destaca en el apartado musical por la banda sonora de Susumu Hirasawa. Músico, compositor, con un estilo personal muy cercano al músico fetiche de Tim Burton, Danny Elfman. Ambos pasaron de tener grupos electro-pop a hacer música para cine y tienen un estilo muy particular, escogiendo instrumentos e incluso vocalizando ellos mismos.


* La siguiente recomendación es para los que buscan algo inusual dentro de lo que sería un anime típico con una historia divertida pero con profundidad, misterio, fantasmas y un chico en apuros rodeado de muchas chicas.

- Bakemonogatari / Nisemonogatari/Nekomonogatari

Estas 3 "temporadas" de series de TV anime, con otra extra en camino, quizás estarían mejor en recomendaciones para otaku muy aficionados al anime; de no ser porque estoy convencido de que puede haber gente que, como yo (hasta hace unos años), no se aficione al anime hasta ver la obra que le enganche. No es, ni por asomo, la que a mí me enganchó, ni creo que lograría engancharme si no lo estuviera ya pero tiene un componente de "rareza" que quizás sorprenda a alguien.

Es una serie original ideada por el autor Nisio Isin (palíndromo), al cuál le gusta jugar mucho con las palabras y diálogos que buscan confundir, despistar y sorprender.

La historia trata de un chico-vampiro, pero este no brilla. Y la trama incluye romance, comedia, humor absurdo, fantasía y un toque provocativo ecchi de erotismo con humor.


* Sin dejar los anime algo atípicos la siguiente recomendación es para aquellos que buscan un material didáctico, educativo, casi documental y a la vez divertido. El mejor modo de aprender geografía e historia.

Hetalia



Hetalia, que es un juego de palabras entre "Torpe" e "Italia" que yo traduzco como "Incompetalia" es una serie que no pretende reirse de ningún país sino con todos los países; al mismo tiempo que despierta interés en la historia, geografía y cultura de cada lugar donde cada país está encarnado por un personaje. Con un modo de ser arquetípico. Que en ningún momento representa a jefes políticos, reyes o emperadores sino más bien al modo de ser del común de sus habitantes.

El otro detalle de "Hetalia, Axis Powers" es que está basado en gran parte en el "conflicto" de la Segunda Guerra Mundial; De modo que los países/personajes protagonistas se dividen inicialmente entre las Potencias del Eje (Italia, Alemania y Japón) y los Aliados (America-EEUU-, Inglaterra, Francia, Rusia, China,...).

Cada episodio dura apenas 5 minutos y está compuesto de breves sketches de historia en distintos estilos y casi siempre con carcajadas o risas garantizadas.


* Volviendo a un tipo de anime más ecléctico la siguiente recomendación es un drama donde se recréa "Qué pasaría sí..." hubiera un terremoto de Magnitud 8.0 en medio de Tokio.

Tokyo Magnitude 8.0


Esta serie fue profética porque algunas situaciones que se representan en el hipotético terremoto con epicentro en Tokio, basadas en la experiencia de Kobe del '95, se repitieron en la capital tras el gran terremoto de Tōhoku del 11 de marzo de 2011, aunque la serie se produjo 2 años antes y lo que sucede se exagera para mayores efectos dramáticos y obligar a usar un pañuelo para las lágrimas durante cada uno de sus 11 episodios.


* El siguiente anime que recomiendo a aquellos que no les atrae en gran medida el mundo de la animación japonesa es una serie que está a punto de estrenar una continuación (abril 2014) puesta al día en calidad técnica (Alta Definición) pero con la misma ambientación y estilo artístico, música e historias de fantasía ambientada en torno a regiones rurales del Japón lleno de islas y montañas, antes de la era Meiji de hace 150 años.

Mushishi


Habla de unas especies de bichos que normalmente los seres humanos no pueden ver, pero su interacción afecta a algunas personas de forma extraña; y un experto en ellos, un "Mushishi", que vaga como nómada tratando de ayudar a la gente que se encuentra afectada por los distintos "mushi", como médico que usa ancestrales métodos de curación, mientras investiga su comportamiento y busca nuevos tratamientos o utilización práctica de sus cualidades.

No voy a ocultar que esta serie me encanta. Es una maravilla que debería considerarse Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco o algo mayor. Sin exagerar, jeje.
Cada episodio de apenas 25 minutos cuenta una sóla historia auto-conclusiva (casi siempre) y, a ritmo algo contemplativo, tiene una estructura compleja con planteamiento y desenlace que da sensación, al terminar cada capítulo, de que has visto un largometraje.

En enero de 2014 lanzaron como aperitivo de la renovada continuación un episodio doble especial de 44 minutos. Que puede verse ya en Crunchyroll; en caso de no tener tiempo de ver antes o no localizar la vieja serie (que está a la venta en DVD en España).


Y con estos 5 títulos termino por hoy esta lista de recomendaciones para No-Otakus. Ojalá os animéis los "poco animados" y me pidáis pronto que haga otro artículo con más títulos para elegir alguno que os guste.

viernes, 28 de febrero de 2014

En el último momento

last moment (PS2Game"Mai-HIME~Destiny's Phylogenetic Tree" Intermittent Song) / PS2Game "Mai-HIME Unmei no Keitoujyu" Sounyuka by Yousei Teikoku on Grooveshark

En el último momento

El hombre no tenía fuerzas para subir la montaña pero en ese momento volver atrás ya era peor opción que seguir en busca del refugio para los escaladores que se aventuraban por aquel remoto lugar.

De pronto, tras un matorral se escuchó un animal que asomó el hocico. Era un lobo hambriento. Puede que estuviera más hambriento que el solitario escalador accidental que se encontraba en una situación límite de supervivencia.

Cuando vio que por otros dos costados asomaban dos lobos más, el pánico se apoderó de Teddy, como le llamaban sus amigos.

De pronto, se escuchó la voz de Ramoncín cantando "Yo soy el rey del pollo frito. El rey del pollo frito. El rey del pollo frito..." y los lobos salieron espantados.

Teddy, con los pantalones llenos de excrementos, contestó su teléfono móvil y pidió ayuda al mismo tiempo. "Hombre, Iñaki! Qué bien me viene tu llamada. Oye! ¡Que me he perdido en la pista cubierta del Xanadú! ¿ Puedes pedirle a tu suegro que me mande un helicóptero o algo? Gracias."


Este relato es ficción. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, o mala leche. B]

¿Y qué hacían tres lobos y matorrales en una pista cubierta de esquí? Bueno... Eso eran imaginaciones de Teddy. Lo siento pero en cuanto se me ocurrió el nombre del personaje el final venía cantado. Literalmente.