sábado, 4 de abril de 2015

Gore

El género del cine gore es un divertimento que por lo general disfrutan más los que crean las películas que los que las ven.

Se hacen con artificios para fingir situaciones grotescas, que despiertan morbo o animadversión. Y, en algunos casos, miedo.

Peter Jackson y muchos otros cineastas consagrados se curtieron creando cine gore; Y en su versión de King Kong retomó un poco su vieja afición.

Mi acercamiento al género llegó en la adolescencia temprana con la proliferación de los videoclubs en VHS (junto al Beta y V2000, aunque nunca disfruté de esos formatos), a finales de la década de los 80'.

Entonces, algunos amigos y yo alquilábamos películas como Creepshow. Y oye, no estaban mal. Pero había una historia con cucarachas que me producía auténticas pesadillas.

En principio no era un género que me pareciese atrayente. Máxime cuando me desmayaba sólo con ver una aguja atravesar la palma de la mano de la profesora (con un hilo gordo de lana enhebrado) en clase de ciencias naturales, o al ponernos vídeos endoscópicos de documentales que ponían en TV (al menos dos veces más).

Pero tras unas buenas dosis de "Freddy Kruegger", Hellraiser y otras películas de autores de culto del cine gore aprendí a disfrutar de este tipo de ficción.

Sólo de la ficción. Muchos telediarios, hoy día, prefiero no verlos. (Aunque también emiten mucha ficción inventada mezclada con las noticias. #desastrofe)


En principio, casi me divertía más ver películas de "terror" en el cine, por el hecho de que hubiera otros espectadores, generalmente chicas, que chillaban en algunas escenas que a mí no me asustaban. Quizás mi vena "sádica" me hacía reir más ante semejante reacción por algo tan falso y manido.

Hoy día este tipo de cine no es santo de mi devoción. Quiero decir que no me empapo como a los 15 años de cine lleno de hemoglobina. Aunque aún tengo algo de debilidad por el sub-género de los zombies.


En cambio, desde 20 años después he disfrutado anime gore, quizás no lo más bestia que existe, sino series que incluyen el gore como parte del argumento. Es decir, que (normalmente) el gore no es el objetivo final del entretenimiento sino el medio que conduce la historia hasta límites desconocidos. Las series anime con el gore más gratuito que vi son quizas "Elfen Lied" o "Gantz", entre otros. Y gracias a conferencias como la de hace unos años en el FAN de "Anime Alternativo", de Jose Luis Puertas, y otras reseñas de otros aficionados, sé que eso no es, ni por asomo, lo más bestia que se ha producido en el mundillo. Aunque hay que tener algo de estómago para ver algunas de las series que yo ya he visto y me han gustado.

Cuando antes he puesto "terror" entre comillas, me refiero a que esas películas gore, o de sustos, no eran verdadero cine de terror.

El cine de terror no hace que te atemorices con una simple subida del volumen de una musica estridente o un ruido quejumbroso. El cine de terror hace que te inquietes por su trama, personajes y situación, sin que realmente tenga que mostrar el origen del terror.

Aunque no son los mejores ejemplos, "Alien, el 8º pasajero" o, los problemas presupuestarios y de fabricación del bicho, con "Tiburón" (Jaws), que apenas se mostraba en la película, producían en el espectador más miedo que si se mostrase explícitamente un ser monstruoso de apariencia realista.

Mucha gente afirma no gustarle el gore o "ese tipo de historias" y tal vez están eludiendo obras de arte que no son realmente gore de "albondiguillas" esparcidas como en un ventilador. Sino un soft-gore, con dosis de auténtico terror psicológico que hacen sentir al espectador que está viendo más de lo que ve.


Estas personas bien habrán visto esos últimos ejemplos en el cine; o películas de M. Night Shyamalan como "El sexto sentido" lleno de muertos y sustillos, y la han visto sin poner reparos e incluso les ha gustado por su intriga, suspense, vuelta de tuerca, o incluso por la acompasada partitura de James Newton Howard.

Y aquí es donde quería llegar. Una buena historia no necesita "albondiguillas" pero, si la buena historia trae "albondiguillas", no hay por qué rechazarla de plano. Depende de cómo sea su tratamiento; y tal vez de tu propia predisposición para disfrutar todos los elementos artísticos que contenga.



domingo, 29 de marzo de 2015

Enoshima day

Aprovechando que acabo de publicar un nuevo vídeo en Youtube de mi canal Sincalma hago una breve reseña para comentar algo sobre este vídeo.


Me he pasado años compartiendo material de mi por ahora único viaje por Japón. Que ya he descrito por este blog dos veces. La última vez re-escrito aquí.

Hablo tanto del viaje que ya hay quien cree que he ido a Japón más de una vez. Y seguro alguno ya piensa que vivo allí. Y no le quito razón porque mi cabeza nunca regresó.

Con un poco de suerte el próximo verano renovare los recuerdos de Japón con un segundo viaje. Pero esto me ha preocupado un poco porque siento que no he hablado suficiente del primer viaje. "Seriously!"

Tengo todavía horas de vídeo que grabé por mostrar. Me gustaría quitar cosas para que sea más dinámico y entretenido pero en esos casos pienso que estoy quitando demasiado.

En este vídeo se muestra el día que fui desde Yokohama, donde me alojé la segunda y tercera noches de visita por Japón, a Kamakura. Pasé el día recorriendo los alrededores; Al principio andando, subiendo por la ruta de senderismo "Hiking course" hasta el Saskuke Inari y bajando por el lugar normal, hasta el gran buda, Daibutsu, en el poblado de Hase. Y recorriendo las distintas estaciones entre Gokurakuji (極楽寺)y Enoshima con un pase de día del tranvía de la línea Enoden.

Como puede verse, es un tranvía muy pintoresco. Que en un momento dado deja las vías exclusivas para adentrarse en medio de las calles de Koshigoe(腰越)。

Por último, tras llegar a la estación de Enoshima(江ノ島)subí al observatorio de la isla desde el que puede verse la bahía de los pueblos de alrededor y hasta el monte Fuji en días claros. Además alberga un jardín botánico de flores de distintas especies tropicales.

La mayor parte de estos pueblos pertenecen a la municipalidad de Kamakura(鎌倉市)y es una visita obligada para cualquiera que visite Japón por sus paisajes, el estilo de vida alejado del urbanita del resto de ciudades de Japón; y la infinidad de rincones, y lugares de culto que alberga.

Aunque recibí recomendaciones de visitarlo posteriores, la primera recomendación que me hizo ver Kamakura como un destino a visitar fue por el lado "friki". Un admirador de la estética de la sangrienta serie anime "Elfen Lied" me advirtió que los escenarios donde se ambientaba la serie eran reales y fueron los que después visité en mi viaje.

Así que mi tercer día de japón fue un día de culto al frikismo. Un "sagrado" peregrinaje al mundo donde se ambienta el anime. Y que, este año pude volver a revivir en una exposición que se hizo en Pamplona durante las jornadas del FAN festival.

Y en las dos semanas que pasé por allí no fue el único peregrinaje-anime. Estuvo la visita más esperada que reservé para la mitad de mi viaje, por Shirakawa-go. Y, de hecho, el día antes de visitar Kamakura estuve un escenario de anime en Yokohama sin saberlo. Que tras volver de Japón pude ver en "Higashi no eden". Pero ya hablaré más de ello en otra ocasión.

sábado, 21 de febrero de 2015

Falda o pantalón

El eterno debate de quién lleva la voz cantante, en casa, en el trabajo, en un colectivo sociocultural o político y que algunas fujoshi se empeñan también en distinguir en cada integrante de parejas de mismo sexo que pasan ante sí, resulta que no tiene mucho sentido.

Todos dan y todos reciben de un modo u otro.


Todo tiende a contrarrestarse. Quizás no con la misma fuerza; y por esa razón hay quien se empeña más en dar o en recibir. Pero al margen de la broma del primer parrafo, no me refiero a roles sexuales, ni siquiera hablo de política ni, por supuesto, nada que tenga que ver con prendas de vestir.

La solidaridad, en manos de quien puede ofrecerla, en ocasiones es un gesto que los propios dadivosos necesitan hacer, tal vez para aligerar su cargo de conciencia por vivir bien mientras otros no tienen tantos posibles.


A veces se hace por algo tan mundano como pagar menos impuestos.

Pero, dentro de lo cotidiano, existe la costumbre de hacer regalos por mil razones en distintas ocasiones que aún no llego a comprender bien por qué extraña superstición se hacen; pero suelo acatar lo establecido aunque en muchas ocasiones me he opuesto al "regala y deja que te hagan regalos".

He visto auténticas batallas campales por pagar la cuenta en una cafetería o de una comida. Entonces no entendía del todo el significado de ese gesto. Pero todos sabemos que no hay nada más caro que lo regalado.

 

Por ejemplo: Tu compañía de telefonía móvil te "regala" el último modelo de móvil pijoterofusión plus, y a cambio tu pagas las cuotas mensuales más caras que te puedes permitir durante 12, 18, 24 meses, lo que sea.
¿Quién está haciendo el mayor regalo a quién?


En muchos casos el valor del regalo va aumentando exponencialmente conforme se tiene que devolver. Otro ejemplo es el "delito criminal" de invitar a alguien a una boda que obliga a pagar una cifra establecida cada vez mayor.

En Japón existe costumbre de traer omiyage (souvenirs) de cualquier viaje realizado, generalmente cosas de comer, que se entregan a compañeros de trabajo, vecinos, amigos, etc.

Hay costumbre de hacer "regalos" en forma de dinero también en bodas, pero siempre ha de ser de gente de confianza, a la que realmente le importes y tú te hayas comprometido con otros regalos antes.

En ofenderse por gestos que vayan contra su honor creo que los japoneses son campeones del mundo, y consideran una ofrenta muy grande que les hagan un regalo que no merecen. O mejor dicho, un regalo que tú no mereces que ellos te devuelvan en misma o superior proporción.

La letra china que usan los japoneses para referirse a "regalo" 贈 usa el mismo componente que "dinero" 貝 y "aumento"増

Y es que cuando entras en el círculo de los regalos, entras en un pozo que no parece tener fin y cuesta cada vez más dinero.


¿Y compensa? A mí desde luego que no.

Os regalo un post de mi blog.

A ver si se llena de comentarios, al menos.


P.D.: Mi cumpleaños es el mes que viene:
Cosas que me gustaría tener (wishlist en Pinterest)
Lista de deseos de Freddy (Wishlist en Amazon)
Regalos SinCalma 3.0 (Wishlist en SinCalma - algo obsoleta)


jueves, 1 de enero de 2015

Feliz año y tal

Feliz 2015. Happy new year. 明けましておめでとう。

Mira que cuesta poco escribir una entrada en el blog. Y he estado escribiendo al menos una al mes durante varios años pero el año pasado por falta de tiempo me quedé sin hacerlo en octubre, noviembre y diciembre.

Sigo teniendo poco tiempo pero seguiré por aquí. O en mi "escondite" favorito, en Twitter.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Post Dragon Ballero

Otro mes más, nos ha pillado el toro.

La Organización de la Encounter 22 parece que no ha colgado aún todos los trabajos de "Otras Actividades" presentados en la party en su FTP.

Y yo tampoco he terminado de montar un vídeo especial que grabé.

Así que no tengo nada que enseñar de lo que pensaba publicar este mes.

Pero siempre hay algo interesante entre mis archivos... Veamos qué encuentro.

Voilá!
Aquí hay un vídeo que puede resultar conocido pero no se había visto antes, porque es Inédito en la Red.

Prólogo Seiya vs Freezer



A YouTube subí, el mismo día que lo grabé, el fragmento principal en el que Seiya lucha contra Freezer. Pero aún tenía un poco más grabado de cuando me acercaba a ver este espectáculo callejero "dragonbolero-seiyaniano". Y ahí lo tenéis.

Lo que seguía puede verse aquí.