domingo, 29 de junio de 2008

Dientes largos y Festival Anime

Siguiendo con los aconteceres que hace una semana me llevaron a Pamplona voy a narrar lo que hice los días grandes del Festival Anime de Navarra '08.

Aunque no pude revisionar Akira, que se proyectó el Jueves como homenaje de 20º aniversario desde su estreno, para los siguientes animes no me quedé manco y vi una buena parte de los que estaban programados.

El viernes 20 asistí al planetario para ver nuevos contenidos expuestos, como Dollfies, máquinas de bemani, que junto a una colección de espadas y complementos Samurai, y algún que otro otaku que se adelantó al concurso de Cosplay le daban sabor al festival.

Junto al Parque Yamaguchi en una pequeña sala de un multicine especializado en cine para cinéfilos de los Golem empecé mi partícular maratón de ocho de las diez películas que se proyectaron en vídeo.

Primero ví Mis vecinos los Yamada. Un anime sobre la familia japonesa de hoy día con buenas dosis de humor. Que deja muy buena sensación durante días.

Después de esquivar la proyección de Vexille para cenar asistí a una maravilla animada. Me gustó más de lo que esperaba, y esperaba bastante; Puesto que de no haberme permitido venir al resto del festival habría procurado no perderme esta película: Páprika: Detective de los sueños. Una oda a la imaginación. Que no sé dónde hay que estudiar para lograr una hazaña semejante en guión, expresividad, originalidad, ciencia, arte, diversión y me quedo muy corto en calificativos.

El sábado 21 fue la mar de interesante en cuanto a contrastes.
Primero llegó la séptima intervención de mi tratamiento dental. Teniendo en cuenta que regresé de mi viaje de Pamplona a la 1:30, que me acosté tarde y que pensaba que mi cita era a las once, cuando apenas me quedaban diez minutos para arreglarme me di cuenta de que la cita era media hora antes. Así que apenas tuve tiempo de desayunar... No desayuné.

El tratamiento varió de escenario al estar solamente mi dentista trabajando ese sábado y me atendieron en una sala más luminosa. Además parece que tenían juguetitos nuevos que acababan de llegar. Y aunque ya me habían hecho la endodoncia anterior esta vez me pareció muy diferente a la otra. La anestesia no fue tan bien como en la otra muela. Y se pasaron media hora poniéndome anestesia... Que creo que luego me duró bastante más de cinco horas. Aunque no noté nada recurrente que se durmiera a posteriori de salir de la consulta. Creo que me estoy acostumbrando y tarda en hacerme efecto. Quizás fue por no haber desayunado.

Tras agujerearme y rellenarme de "fresas" la muela y dejarme un recuerdito (otro) en el labio con la amalgama que sella la muela, me volvieron a asustar un poco con que podría dolerme después de la hora y pico que habían estado "jugando" con mi muela y compré unos analgésicos para llevarme a Pamplona por si acaso. Que luego no consideré necesarios.

Antes de irme a Pamplona comí un yogur y un sándwich ligero y conduje aun con la anestesia en la boca. Hasta casi la hora de la primera película proyectada en los cines.

Tras comprar las entradas para las tres películas del día visité el Planetario de nuevo para ver el ambiente que esta vez era mucho más otaku, con gente disfrazada de muchos personajes, aunque no sabría decir de quienes en concreto.

También aproveché para ver el comienzo de Death Note: The last name. La película de acción real basada en el manga. Con la curiosidad de ver en qué soporte se mostraba. (aparentemente un DVD)

Un rato después me desplacé al cine para ver Brave Story (enlace apartir del 30 de junio), un anime juvenil de aventuras.

Y después vi la divertidísima comedia de ciencia ficción La chica que saltó en el tiempo (enlace disponible a partir de un día indefinido de julio, la reseña la escribe otro colega, si no lo hace pronto lo haré yo antes de que llegue agosto). De todas las que pusieron esta fue una de mis favoritas junto con Paprika, Tekkonkinkreet y la película sorpresa que pusieron el domingo.

Para terminar el día vi una película ya vista pero me hizo ilusión verla en pantalla grande y aprecié nuevos detalles incluso habiéndola visto ya varias veces y estar a una resolución que considero baja (DVD): Tekkon Kinkreet.

A las tantas de la mañana regresé a Tudela para levantarme al domingo siguiente preparado para volver a Pamplona al gran colofón que fueron, Cuentos de Terramar (Enlace a espera de que OutVader o algun otro la comente en julio), que era un anime de aventuras, del estilo de Brave Story pero con el sello "Ghibli";

No se por qué algunos espectadores que asistieron se reían a veces en una película que no tiene ningún toque comédico.

Después vino Highlander (enlace visible desde el 2 de julio), un anime basado en Los inmortales.

La película sorpresa fue Mind Game. y me pareció la "hostia en vinagre"! Esperar al 4 de julio para leer mi reseña particular sobre la película en nuestro Otro Blog de Anime.

Es destacable que la sala se llenó el domingo por la noche en plena "final" (de cuartos) España-Italia con gente inmune al fútbol que disfrutó los 105 minutos de película que clausuró oficialmente el festival, precedido de un breve aperitivo anime y una animada charla de despedida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.