lunes, 9 de junio de 2008

Violencia

Según el punto de vista la violencia se ve de distinto modo.

Como observadores podemos ponernos de parte tanto de quien la inflige como del que recibe sus consecuencias.

Esto sorprendió a los productores de la saga de Pesadilla en Elm Street, cuando empezaron a surgir fans de Freddy Kruegger.

El acto violento en sí mismo no suele dejar impasible a nadie, sea un terremoto que destruye ciudades llenas de habitantes o un chico abusón que quiere demostrar a sus amigotes lo gallito que es.

Por lo general las personas se ponen de parte de quien recibe los abusos. Y en ocasiones las tornas suelen volverse en contra del violento, de modo que si no tuviésemos en cuenta los antecedentes después tendríamos que verle como víctima de las circunstancias.

Los casos de acoso moral son una forma de violencia donde la víctima parece culpable ante aquellos que le acosan.

Por lo general los afectados por mobbing suelen actuar de forma diferente a la gente de su entorno quejándose de todo aquello que les parece incorrecto.

Es esa actitud crítica y delatadora de los fallos de otros lo que irrita a sus influenciables acosadores hasta el punto de volverlos violentos.

Gandhi conocía bien este tipo de reacciones y enseguida supo como actuar para poner a todo el mundo de su parte ante ciertas injusticias observadas. Logró ser considerado referencia del pacifismo ante sus actos de mártir, tras innumerables luchas en defensa de los que entonces eran más débiles. Pese a ello su vida fue sesgada violentamente por un radical fanático compatriota suyo.

Si se sabe captar la atención de terceros para que se alineen a la causa del más débil el que era más fuerte, o hacía más ruido, probablemente recibirá una dosis de violencia desproporcional respecto a sus actos.

Moraleja: La violencia no conduce a nada bueno para ninguno de los dos bandos. Por eso es más divertido observarla desde la barrera, sin interferir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.