miércoles, 21 de diciembre de 2011

La solución a todos los problemas

La solución para todo. No la sé. Pero a veces pienso que la gente la busca donde no debe.

Si tienes problemas con la lavadora ¿por qué preguntarle a un profesor de literatura o a un vendedor de zapatos? Cada problema tiene su especialista y por lo general se puede recurrir al soporte apropiado si es que la solución no está ya descrita en el manual de instrucciones.

El problema es que la gente detesta los problemas. Las contrariedades. Los cambios imprevistos de su rutina. Aunque a veces sean cosas tan nimias como perderse su programa favorito de la tele.

Hay quién dice que uno mismo es la causa de su propio mal; pero esos "predicadores" luego cagan-culpas contra los demás por cosas que ellos mismos provocan.

No vivimos solos en el mundo. Hay tantas formas de ver y solucionar las cosas como habitantes en el planeta.

En ocasiones la solución a cualquier problema es más sencilla de lo que pensamos y por culpa de eso recurrimos a intermediarios innecesarios que puede que nos provoquen algún problema económico, o de otra índole.

No esta de más entonces, antes de llamar al Servicio Técnico a que revise nuestra lavadora, inodoro o el ordenador doméstico, leer algún que otro manual. Consultar La Red sobre problemas parecidos, y probar el Truco Todopoderoso del "Informático": apagar y volver a encender.

Si nada de eso funciona, no llames al amigo, al tío o al sobrino manitas para que te saque del apuro gratis o a cambio de un café. Hazles un favor, y déjales en paz. Llama a profesionales. ¡Cazafantasmas! 

(citando el anuncio de la película)


O, mejor aún, compra un aparato nuevo. Seguro que funciona mejor y no se vuelve a estropear poco después de parchearlo, y por lo menos tendrás su mínimo de dos años de garantía.


Mejor todavía; Elimina la necesidad de usar la causa de tus problemas y asunto resuelto definitivamente. Eso sí; Medita antes si eliminar de forma tan radical el problema no te causará otros problemas más grandes.


Pensar es gratis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios de humanos, bienvenidos.